Gastronomía

Ruta por los sabores de la gastronomía de Castilla la Mancha

gastronomía de Castilla-La Mancha

Ubicada casi en el centro de España continental, la gastronomía de Castilla-La Mancha es un descubrimiento muy apreciado por el viajero. La cocina de esta región se compone de una gran variedad de platos tradicionales, abundantes y sencillos, que se preparan con ingredientes básicos como pan, carne, verduras y están acompañados por una amplia variedad de vinos, quesos de oveja y postres, que transportan al comensal de vuelta a La era de Don Quijote y su fiel Sancho.

Naturaleza, campos, colinas, lagos y ríos se pueden degustar en la gastronomía de Castilla-La Mancha : berenjenas de Almagro, ajos de Pedroñeras, pimientos, tomates, aceite de oliva, carne, -incluidos animales de caza y de granja- que luego se convierten en recetas inolvidables o quesos de oveja -si se conserva en aceite se puede almacenar durante más de dos años-.

El vino siempre presente

Especial mención merece la uva de la que se elabora el vino local. El vino es la bebida más importante de esta región y en Tomelloso se encuentra la mayor cooperativa de Europa. Hay varias denominaciones de origen: La Mancha, Valdepeñas, Méntrida, Almansa, el reciente Dominio de Valdepusa y Finca de Elez.

vino manchego

Los vinos más famosos son los de La Mancha y Valdepeñas. Los vinos blancos y tintos claros se beben jóvenes, con un máximo de uno o dos años y su cantidad de alcohol oscila entre 11 y 13 grados. En la actualidad, se está haciendo un gran esfuerzo para obtener un buen vino de crianza. Los vinos de Castilla La Mancha son frecuentemente galardonados por su sabor y olor exquisitos.

Pisto manchego

En Castilla la Mancha, tiene muchas zonas agrícolas planas, los productos agrícolas son un componente muy importante de la cocina local. Unos pocos tomates, pimientos rojos y verdes y un poco de calabacín son suficientes para hacer un plato que se ha convertido en una especialidad nacional: el “pisto manchego”, un tipo de plato que puede servirse caliente o frío.

Esta variación en el pisto clásico de La Mancha es muy apreciada en toda España, y aunque se aparta de la receta de antaño, Don Quijote probablemente lo aprobaría. Normalmente se sirve como primer plato con huevos fritos o huevos revueltos, o solo.

Queso manchego

El queso manchego es, sin lugar a dudas, el queso más famoso de España. Se ha consumido desde tiempos inmemoriales en toda la región de La Mancha. Hoy en día, esto ha hecho posible el desarrollo de una importante industria del queso que mantiene su producción artesanal.

Tiznao manchego

Más ejemplos de algunas de las recetas de la gastronomía de Castilla-La Mancha que se basan en productos de la zona, son los famosos pimientos rojos asados, que se trocean, se asan, se mezclan con tomate y se manchan con aceite y ajo. Los populares “ajoarriero” y “tiznao”,  ejemplos típicos de los platos de Castilla La Mancha, y contienen bacalao fileteado a la plancha en una cazuela de barro con el pimiento, los tomates, las cebollas y el ajo siempre presentes.

El tiznao manchego posiblemente el plato más singular de La Mancha, y es bastante diferente de otras preparaciones de bacalao en la cocina española. También es un poco laborioso, pero vale la pena el tiempo dedicado a la cocina. En esta receta, el bacalao salado, en contraste con la mayoría de las recetas, no se desalifica antes de ser utilizado, sino que se mantiene bajo agua corriente para quitar la sal de la superficie. Milagrosamente, el plato no sabe salado. El bacalao cede su sal al resto de los ingredientes, lo que le da al plato el equilibrio perfecto entre los condimentos.

Migas del pastor

migas

Otros platos muy típicos de la gastronomía de Castilla-La Mancha son las sopas de ajo, que pueden o no contener comino y las “migas de pastor” -migas de pan fritas-, que no difieren mucho de las variaciones de este plato que se encuentran en otros lugares, pero que pueden ser remojadas en leche o acompañadas de chocolate, productos de cerdo, sardinas, uvas, etc.

Morteruelo

Sin embargo, además de los productos agrícolas, otro ingrediente principal de la gastronomía manchega es la carne. Un ejemplo de esto son los “galianos” o “morteruelos”, un plato rico y antiguo de Cuenca que consiste en una variedad de carnes de caza, generalmente servidas durante el invierno con pan tostado.

Este plato debes probarlo cuando se te presente la oportunidad, ya que no se sirve durante todo el año. Hay más platos de carne deliciosos : si visitas Toledo deberías probar el delicioso sabor de la perdiz marinada. También el “tojunto”, un guiso de conejo de Ciudad Real; El “morteruelo”, un paté hecho de cerdo y aves de caza de Cuenca y asado de Guadalajara.

Otros platos típicos de Castilla-La Mancha

Otro de los platos más sabrosos de la gastronomía de Castilla-La Mancha, es el pollo en escabeche. Cocinar pollo en escabeche es ideal para el verano, cuando se desea preparar un plato con anticipación. Es una versión simplificada del escabeche tradicional, y el proceso no podría ser más sencillo. Este plato puede mantenerse mantenerse refrigerado durante unos días y luego servirlo frío o a temperatura ambiente. Una ensalada verde es un buen acompañamiento.

Una delicia para picar es el Ajo Mataero -paté con hígado de cerdo- este delicioso paté de Albacete, una ciudad medieval famosa por sus cuchillos. Se trata de un primer plato típico para almuerzos familiares. Se sirve colocado en el centro de la mesa junto a pan tostado, para que todos los comensales puedan tomar una porción.

Por último, cabe mencionar el último de los platos más sabrosos de la gastronomía de Castilla-La Mancha, los Mejillones en escabeche. El escabeche es un método tradicional para conservar los alimentos que se usaban con frecuencia antes de que se usase la nevera. Castilla-La Mancha es conocida por sus magníficos escabeches, de los cuales este es solo un buen ejemplo. Los mejillones se mantendrán en la nevera hasta una semana gracias a este método tradicional.

flores manchegas

Para terminar la comida y refrescar la boca, el comensal tiene una amplia variedad de postres para elegir. Los más importantes son los bollos de aceite, los dulces en forma de flor y las hojuelas con miel. Destacan los bizcochás de Alcázar -una tarta bañada en leche con azúcar, vainilla y canela- y los bizcochos borrachos -una esponja empapada en vino y almíbar-.

Y, sobre todo, no debemos olvidar el mazapán de Toledo, restos de un pasado musulmán, hechos de azúcar y almendras, el “alajú” de Cuenca -un pastel de almendras y nueces- las “marquesitas” y los rollos de pastelería.

Ingredientes frecuentes en la gastronomía de Castilla-La Mancha

Azafrán

azafrán

Hoy en día, casi las tres cuartas partes de la producción mundial de azafrán se cultiva en España, específicamente en la región de Castilla-La Mancha. Existe una Denominación de Origen para el azafrán en La Mancha, que se estableció en 2001.

Ajo

Esta región produce y exporta gran cantidad de ajos. De hecho, la mayoría de las cuerdas o trenzas de ajo que se venden como recuerdos en España provienen de Castilla-La Mancha. Se estima que en 2019, se cosecharán alrededor de 55,000 toneladas de ajo en la región. El ajo morado es el rey en Pedroneras, donde se celebra un festival internacional anual de ajo. En los últimos años, la producción de ajo ha disminuido debido a los problemas climáticos y la competencia de China, sin embargo, el enfoque sigue siendo el ajo de alta calidad.

Aceite de oliva

Castilla-La Mancha es la segunda zona más importante en España en la que se produce aceite de oliva, después de Andalucía. En este sector, la atención se centra nuevamente en la alta calidad, en lugar de producir grandes cantidades.

Ruta por los sabores de la gastronomía de Castilla la Mancha
5 (100%) 2 votos

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Populares

Ir arriba