Las comidas más extrañas de Estados Unidos que quizá te atrevas a probar

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

¿Quién no ha soñado con viajar a Estados Unidos y perderse por las calles de Nueva York mientras se come un perrito caliente de un puesto callejero o se ha chupado los dedos tras comer alitas de pollo con salsa Buffalo? A pesar de que hay muchas recetas de la cocina americana que ya hemos incorporado a nuestra dieta –aunque no siempre sean las más saludables-, la gastronomía estadounidense guarda oscuros secretos: platos que, si bien se consideran normales dentro de sus fronteras, al resto del mundo nos parecen auténticas aberraciones. ¿Quieres saber cuáles son? Aquí te mostramos las comidas más extrañas de Estados Unidos.

Las 10 comidas más extrañas de Estados Unidos

1. Pollo frito con gofres y sirope de arce

Pollo frito con gofres, una de las comidas más extrañas de Estados Unidos

Empezamos nuestra lista de comidas más extrañas de Estados Unidos con un plato fuerte: pollo frito con gofres y sirope. Sí, tan simple como suena: pollo empanado y frito al estilo Kentucky servido sobre gofres y regados con una generosa ración de sirope de arce (que es un endulzante similar a la miel o el caramelo).

2. Ensalada de gelatina

Ensalada de gelatina, una de las comidas más extrañas de Estados Unidos más desagradables

Entre las comidas más extrañas de Estados Unidos destacan, sin lugar a dudas, muchos de los platos a los que ellos llaman ensaladas. En qué mente una receta que lleva queso crema, nata, gelatina con sabor a lima, pepino y fruta en almíbar puede encajar dentro del concepto de ensalada (el plato más sano y ligero de la gastronomía por antonomasia) es algo que se escapa del entendimiento de cualquiera que sepa un poco de cocina y nutrición.

Sin embargo, en defensa de our fellow americans hay que decir que fue muy popular en la década de los 50 y 60, pero que ya no se consume apenas: ahora es un plato de casa de la abuela que se consume en reuniones familiares especiales.

3. Ensalada ambrosía

Ensalada ambrosía

Sería interesante saber por qué se llama así este plato, ya que ni es ensalada -en todo caso, un postre-, ni es ambrosía -que significa «comida de los dioses»-. La receta lleva nubes de colores, piña, coco, mandarinas, nata montada y guindas.

4. Cazuela de batatas con esponjitas (sí, las chuches)

Batatas con esponjitas

Los marshmallows (conocidos en España como esponjitas o nubes) son un clásico de las acampadas en las películas americanas, y también en las comidas más extrañas de Estados Unidos: no contentos con ponerlas en la «ensalada» que hemos mencionado antes, también la incluyen en sus guarniciones. Una de las más conocidas es la cazuela de batatas, que se sirve en acción de gracias con nueces de pecán y esponjitas medio derretidas por encima.

5. Potato Candy

Potato Candy, un postre extraño

Y si ponen chuches en las guarniciones… ¿Por qué no meter patatas en los postres? Eso debieron pensar al crear el potato candy (caramelo de patata, literalmente), una especie de rollito hecho de puré de patatas -aderezado con azúcar moreno y vainilla- y relleno de crema de cacahuete.

6. Pizza con salsa

Pizza con salsa ranch, otra de las comidas más extrañas de Estados Unidos

Además de inventarse platos extraños y de dudosa calidad nutricional, los americanos tienen otro don: estropear alimentos simples y deliciosos con aderezos innnecesarios, como por ejemplo la pizza. ¿Sabías que en Estados Unidos se consume mojando los trozos en salsa ranch (una salsa parecida a la César)? Y no, no solo los bordes: toda entera.

6. Pizza de macarrones… Y de ensalada César

Mac & cheese pizza y pizza césar

Y si hay algo que podría enfadar a los italianos más que el hecho de mojar la pizza en una salsa es enterarse de a qué tipo de cosas osan llamar pizza. La mac & cheese pizza consiste en una base de pizza que utiliza como toppings unos macarrones con queso muy típicos en Estados Unidos, mientras que la pizza de ensalada césar es… Pues eso. Una ensalada César volcada sobre una masa de pizza margarita.

7. Raviolis fritos

Raviolis fritos

Pues si te ha llamado la atención lo de las pizzas mojadas en salsa y con ingredientes extraños… ¿Qué me dices de freír los raviolis en lugar de cocerlos? Nada de tomárselos al dente con una sofisticada salsa en la mesa de un restaurante: fritos cuales nuggets de pollo, con las manos y mojaditos en ketchup. Sí, muchas de las comidas más extrañas de Estados Unidos se basan en freír cosas que aparentemente no están destinadas a eso… Como la comida que vas a ver a continuación.

8. Tomates verdes fritos

Tomates verdes fritos

Por qué a alguien se le iba a ocurrir freír una hortaliza que todavía no está madura rebozada con harina, huevo y pan rallado, es un auténtico misterio. Y más aún cuando la hortaliza es cuestión es el tomate, cuya gracia y sabor aumentan cuanto más maduros están y más al natural se consumen.

9. Biscuits and gravy

Los desayunos tampoco escapan a las comidas más extrañas de Estados Unidos. Si ya nos costaba imaginarnos consumir cosas como el bacon, el huevo o las salchichas de buena mañana, imagínate desayunar bollitos de mantequilla de masa muy tierna empapados en una salsa cremosa con tropezones de salchichas (conocida como gravy y que se suele usar en platos de carne) acompañados de un café. ¿Se puede empeorar? Por supuesto: en el sur, el gravy lo hacen con chocolate.

10. Pastel de Fritos

Esta es la traducción literal del nombre del plato, Fritos pie, aunque lo cierto es que no es un paste, sino que se parece más a una… ¿Lasaña? Difícil de adivinar. Está hecho con fritos de maíz de los de bolsa, de los que aquí se comen como snack. Allí los utilizan en algunas regiones como plato principal, regados generosamente con chili con carne y con queso gratinado por encima.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario