Curiosidades

9 costumbres de otros países que puedes odiar muy fuerte

costumbres de otros países que puedes odiar

Viajar a un país implica que nos vamos a sumergir en un viaje por la cultura, la forma de vida y las tradiciones. En muchos casos, el choque cultural es una tónica común a todos los países. ¿Quieres saber de antemano -antes de viajar- cuáles son las costumbres de otros países que puedes odiar? Sigue leyendo: vamos a recorrer todos los puntos cardinales.

Olvídate de los besos en público… en Dubái

Sí, a todos nos atrae el lujo y lo exótico de Dubái y los países del Golfo Pérsico. Ahora bien, si has elegido Dubái como destino de luna de miel o simplemente como un viaje con tu pareja, has de saber que en caso de que os queráis dar un beso romántico en la boca, tendrá que ser (o esperar) en el hotel. Besarse en púbico está penado incluso con la deportación.

Regateo en Marruecos

¿Aún no has viajado a Casablanca o Rabat? Marruecos es un país de contrastes entre lo moderno y lo tradicional. Regatear es una costumbre muy arraigada en esta sociedad.

De hecho, los españoles y los europeos en general no siempre comprenden la importancia que ese juego de ofertas representa para los marroquíes. Si en algún viaje a Marruecos practicas el regateo en una medina y el vendedor te acepta la apuesta, tendrás que comprarlo, pues para ellos no hacerlo sería un insulto. Del mismo modo, si no haces una oferta y contraoferta, también lo sentirán como una falta de educación grave.

Regatear  en el bazar es una de las costumbres de otros países que podrás odiar

En Japón, cuidado con los tatuajes

En el país del sol naciente los ciudadanos son muy educados y cuidan del turista hasta llegar a acompañarle personalmente si las indicaciones son complejas. Ahora bien, si tienes tatuajes, más te vale llevarlos tapados. Probablemente no te comenten nada, y hagan como si no existieran, pero los verán y los identificarán con la yakuza o mafia japonesa.

Dividir las cuentas

¿Has estado en Francia? Habrás visto que, en el momento de pagar una cuenta, no entienden el concepto de dividir la cuenta entre los comensales. Para ellos, hacerlo es de mala educación. En el caso de que viajes a París con tus amigos, olvídate de pagar entre todos: mejor que pague solo uno y después, ya entre vosotros, hacéis las cuentas correspondientes.

Los pies vendados, otra de las costumbres de otros países que puedes odiar

Hollywood lo puso sobre el tapete mediático: el tradicional vendado de los pies o la búsqueda de los pies de loto. Desde el punto de vista occidental, se trata de una costumbre china muy arraigada pero cruel.

El acto consistía en que, cuando la niña alcanzaba los cuatro años de edad, proceden a vendar los pies de la pequeña. De esta forma se consiguía que los pies no crezcan adecuadamente debido a la fractura controlada.

Para los chinos es un símbolo de belleza, aun cuando la mujer es la que más sufre. Por suerte, esta costumbre rara se abolió, aunque bien entrado el siglo XX.

¿Cachetadas por la fertilidad?

En ocasiones, se comenta que los países de Centroeuropa y el norte son los más avanzados (en democracia, políticas verdes, economía). Sin embargo, siempre consiguen sorprendernos. Así ocurre con esta extraña costumbre de otros países que odiarás: golpear con ramas a las mujeres para que, según su tradición, se les impregne la fertilidad.

Los ritos de fertilidad en la mujer son una de las costumbres comunes en otros países que demuestran que el avance en igualdad aún tiene un largo recorrido.

[AdSense-C

La virilidad conseguida a través de la pedofilia consentida

Si decíamos que la fertilidad femenina es uno de los motivos de que existan muchas de las costumbres de otros países que puedes odiar muy fuerte, también lo es la virilidad masculina. En Papúa Nueva Guinea aún existen tribus en las que los niños son sometidos a felaciones y penetraciones anales con el fin de alimentar la virilidad interior. Para ellos, esta es la fórmula que convierte en hombres a los niños y adolescentes.

Mutación genital en las mujeres, otra costumbre machista que seguro odiarás

De vez en cuando, las noticias abordan el caso particular de alguna mujer que ha sido víctima de la mutación genital. Esta tradición o costumbre es propia de muchos países africanos.

la mutilacion genital femenia

La operación en sí misma no es peligrosa para la paciente siempre y cuando se respeten los criterios sanitarios adecuados. Especialmente en el caso de las niñas que se ven sometidas a esta práctica. La operación consiste en eliminar por completo o solo una porción de los genitales femeninos.

A día de hoy, la mutación genital es una de las batallas que están desarrollando las ONG y grupos de voluntarios que luchan contra esta cruel práctica, una de las costumbres de otros países que puedes odiar.

Lanzamiento de bebé

En la India existe una peligrosa y escalofriante tradición cultural: arrojar a los recién nacidos desde una altura de 15 metros. ¿El objetivo? Atraer la prosperidad a la familia y la inteligencia al niño.

El choque cultural que suponen viajar a países con escasa coincidencia física o de cualquier sitio, será uno de los temas que tendremos que resolver en cada viaje. Siempre hemos recomendado la práctica de ejercicios antes de ponerte a teclear, implica numerosas carreras.

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir