Europa

Los 13 pueblos costeros más bonitos de Portugal que deberías visitar

Los 13 pueblos costeros más bonitos de Portugal que deberías visitar

Portugal es un país de contrastes: su interior, con sierras y plegados de la tierra, conduce sus recursos hídricos, los propios y los heredados de España, hacia su mar, el Océano Atlántico. A lo largo de toda su costa, cientos de pueblos y ciudades compiten por ser los más hermosos. Aquí, los trece pueblos costeros más bonitos de Portugal que merece la pena conocer al menos una vez en la vida.

Los pueblos costeros más bonitos del norte de Portugal

El norte de Portugal se caracteriza por una naturaleza exuberante, fruto de un clima lluvioso y una orografía singular. Tanto su interior como su costa guardan algunos de los pueblos con más encanto del país.

Viana do Castello, un encantador pueblo costero

Junto al mar, en la desembocadura del río Lima, se eleva Viana do Castelo, uno de los pueblos costeros más bonitos del norte de Portugal.

En esta localidad portuguesa merece la pena pasear por sus playas, contemplar el hermoso estuario que perfila el río; dejarse conquistar por sus calles con encanto y su arquitectura rococó.

Vista Monte Luzía en Viana do Castelo, uno de los pueblos costeros más bonitos de Portugal en el norte

¿Qué ver en Viana do Castello?

En esta pequeña población de la zona del Alto Minho, destacan la Praça de República, con sus edificios históricos, la Sé o catedral y la Capela das Malheiras o Casa de las Estampas.

Una de las curiosidades de Viana do Castelo es el Gil Eannes, hoy un museo, pero hasta no hace tanto tiempo un barco hospital operativo que prestaba servicio en la zona de Groenlandia y Terranova.

Por supuesto, no puedes abandonar Viana do Castelo sin visitar el Castillo de Santiago de Barra y el Monte de Santa Luzía con su bella basílica.

Su cercanía con la frontera española hace que el trasvase entre turistas y ciudadanos de ambos lados de la frontera sea constante.

Esposende, el corazón de la costa norte portuguesa

Situado a treinta kilómetros de los principales núcleos portugueses en el norte del país (Oporto, Braga), Esposende se ha convertido en un foco de turismo veraniego para los portugueses.

No en vano, la población, que vivió su auge durante la época de los Descubrimientos, cuenta con atractivos naturales, culturales y sociales.

Se sitúa en un balneario natural que forma la desembocadura del río Covado; sus playas forman parte del Parque Natural de la Costa Norte.

Aquí, los surfistas aprovechan las corrientes del Atlántico, mientras los veraneantes disfrutan de sus playas y los más aventureros se adentran en su patriminio y cultura.

Qué ver y hacer en Esposende, uno de los pueblos más bonitos de la costa portuguesa

¿Qué ver en Esposende?

En las proximidades de Esposende se encuentra Castro de Sao Loureço, un castro de origen romano que se mantiene en pie después de diversas restauraciones.

Si eres más de playa, te aguardan la Praia Suave Mar y Playa de Ofir, dentro de los límites del Parque, por lo que se mantienen libres de edificaciones. En Ofir se encuentra una de las principales escuelas de surf del norte de Portugal.

En el aspecto cultural, Esposende cuenta con el Fuerte de São João Baptista, un promontorio sobre el mar que protegía el faro; o el Mueso Marítimo, construido a principios del siglos XX como una estación de rescate para barcos en peligro, que demuestra el espíritu marinero de una de las poblaciones clave en la gran época de los Descubrimientos, la época dorada de Portugal.

Póvoa de Varzim

Muy próxima a Oporto, esta pequeña localidad costera de Portugal atrae por sus grandes arenales, ideales para pasar las vacaciones de verano.

Pero Póvoa de Varzim no es solo playas: cuenta con algunos ejemplos del desarrollo de Portugal, como el Acueducto de 999 arcos, y restos de su pasado como punto de interés estratégico para piratas, como la Fortaleza de Nuestra Señora de la Concepción. Y, por supuesto, no pueden faltar muestras de los azulejos y arquitectura manuelina, signo de la edad dorada del país.

Póvoa de Varzim, uno de los pueblos marinos con más encanto en el norte de Portugal

Antes de continuar tu trayecto, aprovecha para dar un paseo por el Barrio de Pescadores, junto al puerto pesquero: la población no ha perdido aún ese aire marinero.

Vila do Conde, el corazón de la era de los Descubrimientos

Vila do Conde es uno de los pueblos costeros más bonitos de Portugal, y también uno de las localizaciones clave para la ingeniería naval portuguesa. Desde aquí se ensamblaban las embarcaciones que ponían rumbo a Asia, África o Sudamérica.

Vila do Conde, uno de los pueblos costeros más bonitos del norte de Portugal

Como homenaje a esta floreciente industria, la localidad ha recreado en la Nau Quinhentista la historia marítima de Vila do Conde. Lo curioso de esta embarcación es que fue botada en 2007, pero siguiendo los métodos, técnicas y recursos de los armadores del siglo XVI.

Asimismo, otros puntos de interés en Vila o Conde son Igreja Matriz o el Convento de Santa Clara. Ya en la zona de playas, además de la Capela de Nossa Senhora da Guia, se encuentra el peculiar fuerte de São João Baptista, levantada sobre una plataforma de roca en la propia playa.

Aveiro, la venecia de Portugal

Es uno de los destinos turísticos más emblemáticos de Portugal. Aveiro se ubica en la desembocadura del río Vouga. Seguro que has visto algunas imágenes de sus coloridos edificios en los canales.

Aveiro ha sido uno de los motores marítimos de la economía portuguesa: desde la salina, hoy reconvertida en museo, a toda la ría de Aveiro, poblada de sus barcos moliceiros que originalmente recogian algas.

Aveiro, uno de los pueblos costeros más bonitos que ver en Portugal

La población cuenta con un parque de gran belleza junto a sus canales, el Jardim do Rossio, con una gran vida comercial y cultural.

Al viajero también le aguardan la catedral de Aveiro, que guarda en su interior algunas obras pictóricas de gran valor, así como muestras del poderío textil de la región, y de los azulejos de la zona de Oporto.

Finalmente, la arquitectura industrial tiene aquí un eminente carácter cultural: varias fábricas textiles reconvertidas, y, sobre todo, su estación de tren.

¿Cuáles son los pueblos marineros más bonitos de Portugal cerca de Lisboa?

El centro de Portugal es una amplia región de gran riqueza natural, patrimonial y cultural. Más allá de su capital, la zona cuenta con algunas ciudades Patrimonio de la UNESCO, aldeas históricas, y zonas montañosas de un valor incalculable para la biodiversidad. Sus costas son el paraíso de los deportes naúticos. Estos son los pueblos más bonitos de la costa central de Portugal.

Figueira da Foz

Este pueblo costero, ubicado en la región de Coimbra, se asienta junto a la desembocadura del río Mondego, y tiene en su haber una de las culturas, patrimonio y tradiciones más ricas de Portugal.

Figueira do Foz, un pueblo costero con un encanto especial

Hoy es uno de los principales destinos turísticos de los portugueses. Una localidad de espíritu cosmopolita, se asentó como centro de atracción turística en el siglo XIX, cuando fue elegida por la alta aristocracia para veranear. Algo así como el San Sebastián de Portugal.

Sus extensas playas de arenales se han convertido en un foco de interés para los amantes de los deportes naúticos. En los alrededores, además de pasear por el dinámico, puedes subir a la Sierra de Boa Viagem y contemplar las vistas de las salinas desde el Mirador de Vela.

Nazaré

Nazaré es uno de los pueblos costeros más bonitos de todo Portugal. La población, situada en una amplia bahía de arenas doradas, y limitada por el cabo de Sitio, la zona costera ha reconvertido las casas típicas de los pescadores en hoteles.

Nazaré se ha asentado como un destino turístico para todo el año: en verano, por la tranquilidad de sus aguas recogidas en una bahía protegida; en invierno, por ser la capital del Surf.

Nazaré, capital del surf

Peniche

Si Nazaré ha perdido parte de su esencia marinera, no así Peniche, que sigue muy unida al mar: es uno de los mayores puertos de pesca tradicional de Portugal.

Como cada uno de los pueblos costeros estratégicos, el pueblo se divide en el centro histórico, con los grandes monumentos (como el Fuerte de Peniche) y la zona marítima. De esta pequeña población de la costa portuguesa son los afamados encajes de bolillos, un arte que aún se trabaja por las mujeres del lugar.

Qué ver en Peniche Portugal

Azenhas do Mar, un paraíso casi desconocido

A solo 15 minutos de Sintra, la segunda gran ciudad histórica de Lisboa, se asoma al Atlántico esta población con encanto. Encaramada en un acantilado, a sus pies se forman auténticas piscinas naturales de agua salada.

El pueblo en sí es pequeño y abarcable, pero merece la pena dar un paseo tranquilo por él y disfrutar de un ambiente que casi recuerda más al Mediterráneo y las islas griegas. Eso sí, con el punto de los azulejos portugueses.

Azehnas do mar, una de las joyas desconocidas de Portugal

Sesimbra

Sesimbra es una de las joyas portuguesas: playas inmaculadas, y una gastronomía deliciosa. Sus gentes son muy acogedoras a pesar del boom turístico que ha vivido en los últimos años.

Además de las playas, Sesimbra cuenta con un entorno idílico para practicar todo tipo de actividades: rutas de senderismo y cicloturismo, como la Serra da Arrábida, playas para practicar surf o hacer buceo en una de las mejores zonas de Portugal para sumergirte.

Sesimbra, uno de los pueblos con más encanto de la costa portuguesa

Los pueblos más bonitos de Portugal en la costa del Algarve

El Algarve es todo lo opuesto al norte de Portugal: más turismo de playa, más influencia árabe. A día de hoy, arrastra hacia sus playas y pueblos a más de 9 millones de turistas cada año. ¿Cuáles son los pueblos costeros más bonitos del Algarve?

Ferragudo

Ferragudo, en el Algarve

El pueblo de Ferragudo es el exponente de lo que nos vamos a encontrar en el Algarve portugués: un pueblo asentado sobre una colina, con callejas y callejuelas de casas blancas y puntos de color que parecen alegrar el alma del viajero.

Desde el mirador de la iglesia de Ferragudo se observa una de las mejores vistas del Algarve.

Ferragudo aún mantiene una pequeña actividad marinera residual centrada en la lengua de la desembocadora del río Arade. Merece la pena dar un paseo por la zona para empaparse del espíritu de los marineros locales.

Carvoeiro, la joya oculta del Algarve

Carvoeiro, uno de los pueblos más bonitos de Portugal en el Algarve

Carvoeiro, a pesar de su magnífica ubicación, no ha vivido el boom turístico de todo el Algarve. Además de sus playas, cuenta con una orografía singular: grandes acantilados, rutas de senderismo, una población típica marinera, y una rica gastronomía. No puede faltar un paseo por las playas de Carvoeiro.

Guarda aún su atmósfera tranquila, lejos del bullicio de otros pueblos más turísticos, lo que la convierte en una magnífica opción para aquellos que buscan un punto sosegado para sus vacaciones.

Tavira, uno de los pueblos costeros más bonitos del Algarve y de Portugal

Tavira, qué ver en este bonito pueblo costero de Portugal

Tavira es una de las poblaciones más populares del Algarve, y uno de los pueblos costeros más bonitos de Portugal. Situado a orillas del río Gilao, muestra su carácter mestizo: fue área de influencia árabe.

Al sur de la localidad encontramos los canales y marismas del Parque Natural da Ría Formosa.

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir