Curiosidades

Síndromes del viajero: una realidad de muchos turistas

tipos síndromes del viajero

Al momento de emprender un viaje, todo pueden ser ilusiones sobre el lugar que vas a conocer. Sientes curiosidad por la cultura, la gastronomía, la lengua y sus hábitos. Sin embargo, es necesario saber que no todo puede ser como lo imaginas. Quizá la ciudad no es lo que esperabas y el gentilicio tampoco. Es por esa razón que, lo mejor es no hacerse grandes expectativas antes de cada viaje. Dejemos que sea ese nuevo lugar, el que se muestre, tal cual es. En ese momento, sabrás si cumple tus expectativas o no. De esta manera, evitarás caer en alguno de los síndromes del viajero.

Síndromes del viajero ¿En qué consisten?

Para conocer en qué consisten los síndromes del viajero, primero debes saber que hay diferentes tipos. Cada uno, tiene características que pueden variar mucho. No obstante, podemos decir, de forma general, que se trata del síndrome que sufren los turistas al llegar a un lugar nuevo. Puede que este impacto sea positivo o negativo. Dependiendo de las expectativas del turista, antes de llegar a su destino. Quizá porque es mejor de lo que pensaba o, por todo lo contrario.

Así que, cuando se trata de viajes, no todo es tan perfecto. Más allá de las nuevas experiencias que podamos tener, hay otros factores a considerar. El mejor gasto que podemos hacer es el de un viaje; siempre y cuando tomemos las precauciones necesarias para no toparnos con los síndromes del viajero.

Lo más curioso de los síndromes del viajero, es que ocurren con mayor frecuencia en las ciudades más famosas del planeta. Debido a las grandes expectativas de los turistas al llegar a lugares distintos a los que siempre soñaron. Tal es el caso de París, Florencia, Nueva York, Jerusalén o la India.

¿Qué síndromes del viajero existen?

Dentro de este marco, te presentaremos los síndromes del viajero más comunes, de acuerdo a sus escenarios…

Síndrome de París

Este síndrome tiene una particularidad. Ocurre sólo en los viajeros japoneses. Resulta que, cuando estos se atreven a visitar la famosa “ciudad del amor”. Es muy probable que experimenten alteraciones psicológicas. Así que, se trata de algo bastante serio. Expertos aseguran que cuando los japoneses tienen grandes ilusiones con respecto a París. Una vez la visitan, se llevan una gran decepción. Así que, empiezan a tener síntomas de los síndromes del viajero.

Quizá te interese leer:  Si eres joven y buscas conocer el mundo, Contiki es para tí

Paris no resulta ser para un turista, la ciudad tranquila y romántica que pensaban. Por lo tanto, se pueden presentar crisis emocionales, ataques de pánico o de ansiedad, al igual que desmayos. Por tal razón, la embajada japonesa en la ciudad francesa, dispuso de un centro de atención telefónica. Para cualquier afectado por los síndromes del viajero. Evitando, de esta manera, cualquier altercado que tenga desenlaces trágicos. No se trata de un juego, por muy absurdo que suene.

Descubre Síndrome del viajero en florencia

Síndrome de Stendhal

Este es un síndrome, un tanto más artístico. Pues es común sobre todo en la ciudad de Florencia. Cuna del arte renacentista. Es el destino predilecto por los amantes del arte. Gracias a que, literalmente, en cada esquina puedes encontrar una obra artística. Florencia es una ciudad de ensueño, donde más de uno quiere quedarse a vivir. A diferencia de París, es un lugar tranquilo, en el que puedes admirar cada obra. Aunque algunos, consideran que es excesivamente artística y es allí donde se da otro de los síndromes del viajero.

El síndrome de Stendhal o síndrome de Florencia, consiste en la exposición excesiva a obras artísticas. Claro que, a quienes afecta no pueden controlar su pasión por el arte. Estando en una ciudad llena de museos y de obras de relevancia. Como la Venus de Botticelli o el David de Miguel Ángel, entre muchas otras. Como sabemos, los síndromes del viajero se presentan cuando el viajero no cumple con sus expectativas. La diferencias es que, en el de Stendhal estas son sobrepasadas y por mucho.

Los síntomas del Stendhal son parecidos a los de otros síndromes del viajero. Así que, si cuando contemplas la basílica de Santa María del Fiore, sientes palpitaciones aceleradas, mareos y hasta alucinaciones, en los casos más extremos, puede que sufras del Síndrome de Florencia.

Quizá te interese leer:  Viajar solo y barato sin sentirse solo ¿cómo y dónde hacerlo?

Síndrome de Jerusalén

Es sabido que Jerusalén es una de las ciudades más visitadas por los que hacen peregrinaciones. Por lo cual, no escapa de los síndromes del viajero. Tratándose del tema religioso, las personas tienden a ser más sensibles de lo normal. Así que, están expuestas al síndrome del peregrino, como también se le conoce. También, frecuente en el Vaticano y otros lugares de importancia religiosa.

Este es uno de los síndromes del viajero más curiosos. Puesto que, las personas que lo sufren, suelen sentirse fuertemente identificadas con personajes bíblicos, estando en tierra sagrada. Por lo tanto, adquieren características de tal personaje, como la vestimenta. Para finalmente, entrar, en muchos casos, en una especie de trance religioso; producto de tal síndrome. Hay quienes tratan de personificar a Moisés, Judas o, incluso, a Jesús.

Conoce síndrome del viajero religioso

Síndrome de la India

A diferencia de los síndromes del viajero anteriores. Este es uno con causas muy lamentables. En este caso, se cumple la premisa de que, los que imaginan un lugar de una forma, terminan encontrando algo muy distinto. Muchos de los turistas que viajan a la India, lo hacen en busca de la espiritualidad por la que se conoce este país. Aunque, muy pocos están conscientes de lo que podrán ver en el lugar. Lo cierto es que, muchos no encuentran la calma que esperan, sino un lugar con pobreza extrema. Además, muy pocas condiciones higiénicas aptas para el turista.

Por esa razón, se produce un estado de paranoia y psicosis en la persona que se impacta con esta realidad. Puede que los otros síndromes del viajero, te hayan parecido absurdos y hasta chistosos; pero este, lamentablemente, no lo es.

Cabe señalar que, ninguno de los síndromes del viajero, es permanente. Se trata sólo de un estado momentáneo, que no se considera grave. ¡Toma las precauciones necesarias a la hora de viajar!

Síndromes del viajero: una realidad de muchos turistas
5 (100%) 2 votos

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Populares

Ir arriba