Curiosidades

Costumbres y tradiciones chinas que no conocías y que te sorprenderán

Costumbres y tradiciones chinas

Cada país tiene sus costumbres y tradiciones, pero algunas pueden resultar hasta extrañas. China es uno de los países que más pueden sorprender, porque tradiciones que pueden resultar muy extrañas para una persona occidental, allí forman parte de la cotidianidad. Para que no te pille por sorpresa, te enumeramos las costumbres y tradiciones chinas más peculiares, porque nosotros recomendamos, antes de viajar a un país extranjero, informarse sobre el lugar y conocer un poco lo que forma parte de su cultura. Así el viaje se disfruta más.

Costumbres y tradiciones chinas sorprendentes

Cómo comportarse en la mesa

Se ha comentado un sinfín de veces que con los palillos chinos no se puede jugar, no se puede señalar a otra persona, no se puede hacer ruido chocándolos entre ellos o contra el plato, no pueden clavarse en la comida y no se pueden dejar sobre la mesa. Pero lo que más impacta a una persona occidental no es eso, es que está bien visto hacer ruido al sorber la sopa y que se puede eructar en público sin problemas.

Gansos para combatir el crimen

En numerosas ocasiones se ha comentado que la policía china prefiere gansos para combatir el crimen en vez de perros. Esto es una verdad a medias. Se ha demostrado que los gansos son animales muy territoriales y muchos de ellos suelen ser bastante agresivos cuando se trata de defender su territorio, atacan en grupo, son muy escandalosos ante la presencia de un intruso y tienen un oído muy fino. Estas características, por absurdas que parezcan, han hecho que en algunas zonas rurales de la provincia de Xianjiang se domestiquen gansos a modo de perro guardián.

En China utilizan gansos en vez de perros guardianes

Regalos y cumplidos

Los chinos, en general, rechazan los regalos hasta tres veces antes de aceptarlos. Para un occidental esta situación puede resultar un tanto incómoda y hasta ofensiva, pero se trata de insistir hasta que, finalmente, acepte el regalo. En realidad no es que lo rechace, es que por educación no puede aceptarlo a la primera aunque lo quiera. Lo que no aceptan son los cumplidos, porque son vistos como símbolo de vanidad. En este tema, entonces, es mejor no insistir.

La piel, mejor blanca

La población china prefiere tener una piel pálida y a veces hasta se convierte en una obsesión. Durante la época imperial se utilizaban polvos de harina y flores de alazor, incluso hasta arsénico, para blanquearla. Actualmente hay un sinfín de cremas faciales blanqueadoras.

Este deseo de tener la piel blanca es porque en la antigüedad la nobleza no tenía necesidad de salir de casa, mientras que los campesinos tenían la piel bronceada de trabajar en el campo a pleno sol. Por consiguiente, las pieles blancas se asocian a riqueza y buena clase social, mientras que las pieles bronceadas, a personas rústicas y pobres.

Niños con pantalones agujereados

En China a los niños se les enseña a ir al baño cuando tienen tres o cuatro años. Para evitar que un niño pequeño ensucie la ropa, en China optan por hacer un agujero en el pantalón para que pueda hacer sus necesidades en cualquier momento y lugar. Así que no es extraño, pero sí chocante, ver a un niño haciendo sus necesidades en plena luz del día en un parque o hasta en una calle comercial.

Las siestas

Aunque se diga que la siesta es algo muy español, no es así. Los chinos son unos auténticos profesionales del arte de la siesta y son capaces de hacerla en cualquier lugar, a cualquier hora y de cualquier modo y postura. Es muy común que en una oficina haya alguien echando una breve siesta sobre el escritorio, pero también es muy común verlo en lugares de atención al público, en bibliotecas, en un parque, en el metro, en el tren, encima de una moto o bicicleta, de pie… ¡Incluso en las camas de Ikea!

Los chinos son capaces de dormir en cualquier lugar y momento

Les encantan las fotos

Los chinos no tienen problema en fotografiar todo aquello que les llama la atención. Tampoco tienen problema en pedir foto a personas extranjeras porque les llama la atención el color del pelo o de los ojos, la ropa o cualquier pequeño detalle. No hay que ofenderse, suelen pedirlas con bastante simpatía y gracia. También aceptan un no por respuesta, pero siempre es divertido sentirse una estrella de Hollywood.

Toallas en la cabeza

Durante los meses de más calor, especialmente julio y agosto, es muy normal ver a chinos con una toalla húmeda en la cabeza. Es su manera de combatir el calor y refrescarse. La imagen puede resultar un tanto extravagante al principio, pero después se convierte en una excelente idea.

¿Conocías estas costumbres y tradiciones chinas? Si estás pensando en viajar a este maravilloso país, que sus costumbres y tradiciones no te abrumen. Conocer China es una experiencia maravillosa.

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir