Ocio

Cruceros para familias: vacaciones en el mar para grandes y pequeños

cruceros en familia

Si buscas unas vacaciones en familia que te permitan conocer muchos lugares diferentes y relajarte al mismo tiempo sin que tus hijos se aburran, los cruceros para familias son la mejor solución para ti.Sin importar realmente cuál sea el destino, casi todas las principales compañías de cruceros cuentan con barcos especialmente acondicionados para tener contentos a los niños y a los que ya no lo son tanto. ¿Aún no tienes plan para las próximas vacaciones? Anímate a surcar los mares con los tuyos, en busca de relax, diversión, buena comida y momentos especiales para recordar en familia.

¿Cómo son los viajes en crucero?

Un crucero es un enorme y lujoso resort flotante, un majestuoso barco con todas las comodidades que seas capaz de imaginar -y otras muchas que, seguro, ni siquiera te imaginas imaginas-. En los cruceros para familias todo está pensado para que disfrutes de una experiencia completa con los tuyos en la que tengan cabida actividades para todos los gustos.

cruceros y niños

En lo que al alojamiento se refiere, los cruceros para familias te ofrece los mismos servicios que un hotel de cinco estrellas, entre los que se incluyen amplias suites con capacidad de hasta para 5 personas. Los camarotes, incluidos los más económicos, están diseñados para que disfrutes del máximo confort y de todos los servicios. La comida en un crucero es una delicia y casi un pecado. Desde los buffet de desayuno a las cenas de gala, pasando por los numerosos servicios de dulces y picoteo entre horas. Sea lo que sea lo que te gusta o si te gusta probarlo todo, en un crucero podrás estar comiendo todo el día y todo el día comiendo bien. Así que olvídate de la dieta hasta la vuelta y disfruta… O date una buena sesión de gimnasio cada día, pues todos los cruceros cuentan con unas instalaciones muy completas.

Los cruceros para familias, perfectos para viajar con niños

No es que llevar a tus niños de crucero sea buena idea: es que ¡es una idea genial! En cuanto les des la noticia, verás la ilusión en sus ojos porque serán unas vacaciones diferentes que jamás olvidarán. Una vez que lleguen al barco, será como soltarlos en un parque temático especialmente diseñados para la diversión. Todos los barcos disponen de piscinas al aire libre, y la mayoría de ellos también cuentan con piscinas climatizadas y jacuzzis. 

Además, los cruceros para familias de mayor calidad pueden incluir también sus propios parques acuáticos y un servicio de entretenimiento y juegos para niños. Normalmente se trata de clubs infantiles donde juegan e interactúan niños de todas las nacionalidades. También hacen separación por grupos de edades para darles exactamente lo que quieren, en función de los años que tengan. Monitores especializados  les acompañan durante todo el día y les proponen distintos juegos y aventuras para que las horas pasen volando. Y, si esto no parece suficiente, también hay sesiones de cine, baile, karaoke, sala de arcade con videojuegos y mucho más. Les gustará tanto, que lo único malo será tener que decir adiós.

cruceros de noche

La diversión para los adultos, también asegurada

Nos encanta ver disfrutar a nuestros hijos y somos felices compartiendo sus momentos de alegría. Pero, a veces, también hace falta un poco de diversión adulta, ¿o no? Mientras ellos están felices, entretenidos y bien atendidos, es tu momento para hacer lo que quieras. ¿Te apetece una tarde de compras con precios libres de impuestos?. Hecho. ¿Quieres un relajante masaje o una sesión de spa?. Listo. Un rato en el gimnasio o tomar un poco el sol, tumbarte a leer o dar un paseo, tomar un cóctel en cubierta al atardecer, ir a la peluquería a sacar vestirte de gala para cenar… Sea lo que sea lo que te apetezca hacer durante el día, puedes hacerlo en un crucero. Y, por la noche, después de cenar y cuando los niños estén acostados, puedes bailar hasta el amanecer en la discoteca o disfrutar de una copa en la cubierta viendo las estrellas.

Cómo hacer un crucero al alcance de casi todos los bolsillos

Actualmente la oferta de cruceros para familias es tan grande y hay tanta competencia, que es posible encontrar muy buenas oportunidades en cualquier época del año. Hay varios trucos sencillos para encontrar el crucero que mejor se adapta a tu presupuesto. Pero lo imprescindible es siempre reservar con mucho tiempo de antelación.

Para encontrar cruceros para toda la familia a buen precio las fechas son un factor muy importante. Si tienes la oportunidad de tomar una semana de vacaciones en primavera o en otoño, estás de suerte porque los precios para estas temporadas son más asequibles y todas las compañías lanzan muy buenas ofertas. Por ejemplo, que los niños de menos de 12 años viajen gratis o tener descuentos por encima del 40% es habitual fuera de la temporada alta. El truco para triunfar en primavera u otoño es elegir un destino donde te garantices un buen tiempo en la travesía y poder disfrutar así de todas las ventajas del barco. El sur del Mediterráneo o las Islas Canarias son opciones perfectas.

Otra opción inteligente es reservar un camarote interior. El precio de los camarotes va en función del tamaño, la planta y la vista. Es cierto que tener un balcón en tu habitación es un lujo maravilloso, pero si tienes un presupuesto ajustado, no dudes en optar por un camarote interior.  Hay que valorar que apenas vas a pasar tiempo en el camarote. Irás a dormir y el resto del día estarás disfrutando de todo lo que ofrece el crucero.  Son los más pequeños, pero su tamaño es suficiente y el ahorro es considerable.

vamos de crucero

Ahorra en las excursiones

Para que el precio no se dispare mucho, hay que elegir cuidadosamente qué excursiones hacer. Las excursiones que ofrecen en el propio crucero suelen ser bastante caras, aunque sean muy completas. Y, aunque el barco sea una maravilla y merezca la pena quedarse a disfrutarlo, también sale rentable visitar las ciudades en las que va parando porque te permite ver muchos sitios diferentes de una sola tacada. Además, para disfrutar del barco están los días de navegación, en los que no hay posibilidad de ir a ningún sitio.
Por ello, una buena opción para llevarte una buena panorámica de las ciudades que se van visitando en los itinerarios de los cruceros en familia a muy buen precio son los free tours. Estas visitas guiadas suelen tener unas tres horas de duración y te enseñan los puntos más interesantes de la ciudad y te cuentan la historia del lugar. Y lo que es mejor: son muy económicos, ya que no tienen establecido un precio fijo y cada uno paga lo que quiere en función de lo mucho o poco que le haya gustado el tour. Estos free tours están establecido en todas las grandes capitales del mundo, y puedes encontrarlos en la mayoría de ciudades en las que paran los cruceros del Mediterráneo, del Adriático o del Báltico: Málaga, Barcelona, Roma, Atenas, Rodas, Turquía, Estocolmo, Helsinki, Copenhague, etc.

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir