Europa

Viajar a Escocia, una experiencia inolvidable y cautivadora

viajar a Escocia

Viajar a Escocia es una de las experiencias más bonitas que puedas tener si te gusta un entorno donde el agua, la humedad y los cielos grises son los protagonistas del ambiente, consiguiendo estampas preciosas con campos teñidos de verde intenso y ciudades llenas de encanto.

Si tienes ganas de conocer Escocia desde Lugarnia te proponemos que viajes en avión hasta Edimburgo, su capital. Es perfecto contratar un coche de alquiler para disfrutar del encanto de la ciudad sin tener que estar atado a itinerarios ni horarios. Lo mejor es que el viaje lo realices entre 7 a 10 días para conocerla bien.

Ruta para conocer Escocia en estado puro

El recorrido que te indicamos se inicia en Edimburgo, considerada una de las ciudades más preciosas del continente europeo y además declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Si quieres sentirte como en el medievo más verdadero, Edimburgo es para ti ya que es una ciudad llena de muros y suelos de piedra, especialmente en el centro histórico, además de tener una amplia variedad de pubs típicos ingleses donde no se para de beber cerveza y su alcohol más típico, el whisky.

Edimburgo

En Edimburgo es típico pasear por la Royal Mile, uno de los enclaves más importantes y de visita obligada, donde puedes ver a algún gaitero con su típico atuendo tocando por todos los escondrijos y sus banderas con escudos del medievo que cuelgan en sus fachadas.

En el centro de la ciudad encontrarás muchas tiendas donde puedes comprar bufandas, boinas y faldas escocesas con el textil de la mejor calidad. También puedes acercarte a su magnífico castillo, el monumento a Scott y la Catedral de Sant Giles. Si te gusta la fotografía, puedes hacer fotos panorámicas de toda la ciudad desde Arthur´s Seat admirando las vistas espectaculares.

Monumento a Scott

Si deseas despejarte y disfrutar de un paseo tranquilo cerca de un río con hogares de piedra que se conservan desde el siglo XVII, te aconsejamos que visites la Dean Village, un enclave con mucho encanto que está muy cerca del centro.

Después de disfrutar de Edimburgo es la ocasión perfecta para alquilar un coche y atravesar el Forth Bridge y conducir hasta al norte para descubrir dos lugares destacados. Los castillos de St Andrews, Scone Palace y Elcho Castle, y la catedral de Perth, en este último podrás recorrerte las cercanías del río Tay y visitar el centro del municipio que es precioso.

Siguiendo hacia el norte la próxima parada son las Highlands, Iverness en concreto. Descubre la tranquilidad y la calma de este pueblo visitando su centro histórico, la catedral y el castillo. Luego pásate por el Lago Ness y conoce el mito de su monstruo famoso, Nessie.

Highlands

La última parada es descubrir la región de Highlands parando en cualquiera de sus pueblos para disfrutar de los entornos mágicos naturales y respirar aire puro entre edificaciones de piedras oscuras. Meterte en los entresijos de estas tierras te conducirá a admirar la Escocia más tradicional, convirtiendo tu viaje en una experiencia inolvidable.

Viajar a Escocia, una experiencia inolvidable y cautivadora
4 (80%) 2 votos

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Populares

Ir arriba