Ocio

Cruceros en familia, vacaciones en el mar para grandes y pequeños

cruceros en familia

Cruceros, ¿quién no ha soñado alguna vez con uno?  Surcar los mares, pero  en vez de en busca de aventuras y botines como los piratas, en busca de relax, diversión, buena comida y momentos especiales para recordar en familia.

¿Cómo es vivir en un crucero?

Un crucero es un enorme y lujoso resort flotante. Un barco con todas las comodidades que seas capaz de imaginar y alguna que, seguro, ni siquiera imaginas. Todo  está pensado para que disfrutes de la experiencia con todos tus sentidos.

En lo que al alojamiento se refiere, un crucero te ofrece los mismos servicios que un hotel de cinco estrellas. Los camarotes, incluidos los más económicos, están diseñados para que disfrutes del máximo confort y de todos los servicios.

La comida en un crucero es una delicia y casi un pecado. Desde los bufet de desayuno o comida, hasta las cenas de gala, pasando por los servicios de dulces o los picoteos entre horas. Sea lo que sea lo que te gusta o si te gusta probarlo todo, en un crucero podrás estar comiendo todo el día y todo el día comiendo bien. Así que, olvídate de la línea y disfruta. Ya harás régimen cuando regreses.

Aún sabiendo que dormirás de lujo y comerás de fabula es posible que creas que puede agobiarte vivir en barco. Olvídate, los cruceros son tan grandes y ofrecen tal diversidad de ocio y actividades, que llegara el día de regreso y aún te quedarán cosas por hacer.

cruceros y niños

Los cruceros y los niños

No es que llevar a tus niños de crucero sea buena idea, es que ¡es una idea genial! En cuanto les des la noticia, verás la ilusión en sus ojos. La espera se les va a hacer muy larga. Aunque reserves tu crucero con mucho tiempo, yo te aconsejaría que se lo dijeras unas semanas antes o te harán la vida imposible con su impaciencia.

Quizá te interese leer:  Spyscape, el museo de espionaje más espectacular está en Nueva York

Una vez que lleguen al barco, será como soltarles por un parque temático donde el tema es la diversión. Todos los barcos disponen de piscinas al aire libre, muchos de ellos también climatizadas. Algunos, especialmente diseñados para familias, incluso parques acuáticos. Además, todas las compañías de cruceros tienen un servicio de entretenimiento y juegos para niños. Normalmente se trata de clubs infantiles donde  juegan e interactúan niños de todas las nacionalidades. También hacen separación por grupos de edades para darles exactamente lo que quieren, en función de los años que tengan. Monitores especializados  les acompañan durante todo el día y les proponen distintos juegos y aventuras para que las horas pasen volando.

Si no te parece suficiente, también hay cine, baile, videojuegos y mucho más. Les gustará tanto, que lo único malo será tener que decir adiós.

Y por si no te has dado cuenta, mientras ellos los pasan de miedo, tú puedes elegir: disfrutar a su lado o disfrutar de un poco de tiempo para ti, te lo mereces.

cruceros de noche

Los cruceros y tu, amor desde la primera travesía.

Nos encanta ver disfrutar a nuestros hijos. Somos felices compartiendo sus momentos de diversión. Pero, a veces, nos hace falta un poco de diversión adulta, ¿o no? Mientras ellos están felices, entretenidos y bien atendidos, es tu momento para hacer o no hacer, lo que quieras.

Te apetece una tarde de compras con precios libres de impuestos. Hecho. Quieres un relajante masaje o una sesión de spa. Listo. Un rato en el gimnasio o tomar un poco el sol. Tumbarte a leer o dar un paseo . Tomar un cóctel en cubierta al atardecer. Ir a la peluquería a sacar tu yo más bonito y vestirte de gala para cenar. Después al teatro o quizá algún espectáculo y, por último, a bailar. Simplemente un gin-tonic viendo las estrellas.

Sea lo que sea lo que sueñes, lo vas a encontrar en un crucero.

Quizá te interese leer:  Turismo de aventura: 3 destinos ideales para los amantes de la adrenalina

vamos de crucero

Cómo hacer un crucero al alcance de casi todos los bolsillos.

Actualmente la oferta de cruceros es tan grande y tanta la competencia, que es posible encontrar muy buenas oportunidades para hacer un crucero. Hay varios trucos sencillos para encontrar el crucero que mejor se adapta a tu presupuesto. Imprescindible, reserva con tiempo.

Lo primero es cuándo hacerlo. Si tienes la oportunidad de tomar una semana de vacaciones en primavera o en otoño, estas de suerte. Los precios para estas temporadas son más asequibles y todas las compañías lanzan muy buenas ofertas.  Niños gratis o descuentos por encima del 40% son habituales fuera de la temporada alta. El truco para triunfar en primavera u otoño es elegir un destino donde te garantices un buen tiempo en la travesía y poder disfrutar así de todas las ventajas del barco. El sur del Mediterráneo o las Islas Canarias son opciones perfectas.

Otra opción inteligente es reservar un camarote interior. El precio de los camarotes va en función del tamaño, la planta y la vista. Es cierto que tener un balcón en tu habitación es un lujo maravilloso, pero si tienes un presupuesto ajustado, no dudes en optar por un camarote interior.  Hay que valorar que apenas vas a pasar tiempo en el camarote. Iras a dormir y el resto del día estarás disfrutando de todo lo que ofrece el crucero.  Son los más pequeños, pero su tamaño es suficiente y el ahorro es considerable.

Por último, elige cuidadosamente que excursiones hacer. Las excursiones en los cruceros son caras. Si viajas con niños tienes que valorar que sea una excursión divertida para ellos y así evitar el “me aburro”. O quedarte en el barco los días de excursión, es genial. Mucha gente desembarca y tienes todo el barco para ti. Además, una vez los niños suban al barco, no habrá nada que les haga bajar.

Cruceros en familia, vacaciones en el mar para grandes y pequeños
4.5 (90%) 2 votos

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Populares

Ir arriba