Europa

Trieste ¿Qué ver y hacer en esta pequeña ciudad italiana por conocer?

Qué ver y hacer en Trieste, Italia

Trieste es una pequeña ciudad situada en el norte de Italia, a la orilla del mar Adriático y haciendo frontera con Eslovenia. Pocos viajeros se plantean visitar esta pequeña ciudad italiana cuando llegan al país, porque ciudades como Roma, Florencia, Venecia, Bolonia o Milán llaman mucho más su atención. Sin embargo, Trieste es preciosa, tiene un aire especial y ha inspirado a grandes artistas. ¿Te animas a conocerla?

¿Qué ver en Trieste?

Piazza Unità d’Italia

La Piazza Unità d’Italia es la plaza más importante de Trieste, por lo que se considera el corazón neurálgico de la ciudad. Se encuentra a los pies de la colina de San Giusto, está dotada de una arquitectura austro-húngara, tiene forma rectangular y está rodeada de palacios y edificios públicos. El más destacable es el Palazzo del Municipio, diseñado por el arquitecto Giuseppe Bruni.

Recomendamos pasear tranquilamente por la plaza, tomar un café en alguna de sus cafeterías y conocerla también de noche.

Piazza Unità d'Italia, en Trieste

Palazzo del Municipio

Aunque Trieste es una ciudad llena de palacios y mansiones, el Palazzo del Municipio es uno de los mejores. Tiene influencias del arte de Venecia, de la Toscana, de Francia y Alemania. Sobre el edificio central se encuentra la torre del reloj, donde hay dos figuras de bronce que hacen sonar la campana cada hora en punto. Estas dos figuras representan a Jakeze y Mikeze, dos personajes folklóricos populares de Trieste.

Teatro romano

Es un teatro de la época romana, siglo I, con una capacidad de hasta 6000 espectadores. Fue descubierto en el siglo XIX mientras se realizaban unas excavaciones. Su restos están muy bien conservados y puede visitarse mientras se pasea por la calle, entre la Piazza Unità d’Italia y el Canal Grande.

Canal Grande di Trieste

Canal Grande di Trieste

Muy cerca de la Piazza Unità d’Italia se encuentra el Canal Grande di Trieste, una auténtica joya fluvial. Fue construido en el siglo XVIII para que los barcos pudiesen llegar al centro de la ciudad y descargaran sus mercancías. Actualmente por el canal solo pueden pasar pequeños barcos.

En este lugar se encuentra la estatua de James Joyce, famoso escritor irlandés, que pasó unos años en esta preciosa ciudad. Referencias como estas no son casuales porque, además de vivir en Trieste, Joyce se inspiró en los marineros de la ciudad para escribir Ulises.

También aquí se encuentra la iglesia ortodoxa de San Spyridon, fácilmente reconocible por sus grandes cúpulas azules.

San Giusto

En la parte más antigua y característica de Trieste se encuentra San Giusto. Se puede llegar desde varios puntos de la ciudad a través de unas escaleras, pero también hay autobuses que llevan hasta la parte más alta. Justo en la cima de la colina se encuentra la catedral, que se construyó entre los siglos XIV y XV, y el castillo.

La catedral es uno de los lugares más icónicos de la ciudad. Se fundó en 1320 y en ella pueden detectarse varios estilos arquitectónicos a causa de las numerosas remodelaciones que se han hecho a lo largo de los siglos. El rosetón de su fachada principal es impresionante y en su interior pueden verse varios mosaicos y vitrales. El castillo, por su parte, ofrece unas vistas increíbles de toda la ciudad.

Castello di Miramare

Castello di Miramare

A las afueras de Trieste, a unos 15 minutos en coche aproximadamente, se encuentra el castillo de Miramar, que fue la residencia de Maximiliano de Habsburgo. En este lugar se firmó el Tratado de Miramar, en el cual Maximiliano de Habsburgo aceptaba el trono y se convertía en el emperador de México.

El castillo parece sacado de un cuento, rodeado de jardines y con vistas al mar. Sus inmediaciones fueron declaradas reserva natural protegida por ser lugar en el que habitan una amplia variedad de aves marinas.

Otros lugares de interés

La Grotta Gigante

Grotta Gigante, Trieste

Se encuentra a unos 15 kilómetros de la ciudad, concretamente en el pueblo de Borgo Grotta Gigante. Esta cueva, con sus 107 metros de altura, sus 280 de largo y 65 de ancho, es una de las más grandes que hay en la zona del Carso. Lo más impresionante, además de su tamaño, son sus grandes estalactitas.

Recomendamos ir abrigado porque las temperaturas en la cueva suelen ser muy bajas aunque las del exterior sean altas.

Faro della Vittoria

Este faro, construido en 1923, se levantó como homenaje a todos los militares que fallecieron en batallas navales durante la Primera Guerra Mundial. Se encuentra a 60 metros sobre el nivel del mar, por lo que desde ahí se obtienen unas vistas magníficas del mar Adriático.

¿Qué hacer en Trieste?

Recorrido por los cafés históricos

Los antiguos cafés se han convertido en un lugar de referencia en Trieste para la cultura, el arte y la tradición. Estos cafés se inspiraron en los de Venecia, aunque pronto cogieron el aspecto de los de Viena y empezaron a ofrecer dulces y varios tipos de café.

Los más conocidos son el Café San Marcos, el Café Tomaseo y el Café Torinese. Por estos han pasado políticos, artistas y literatos. También son destacables el Café de los Espejos, el Café Estrella Polar y el Café Tergesteo, así como las pastelerías La Bomboniera y Pastelería Pirona.

Disfrutar de la playa

Trieste tiene varias playas preciosas, ideales para refrescarse en verano y relajarse. Son playas muy limpias, tranquilas y con una muy buena temperatura. Las más conocidas son la playa de Barcola, la de Le Ginestre, la de Bagno y la de Punta Sottile.

Disfrutar de la comida italiana

Trieste tiene una amplia variedad de restaurantes, muchos de ellos bastante económicos. Y no son pocos los viajeros que piensan que en Trieste es donde puede comerse la mejor pasta y la mejor pista de toda Italia.

Uno de los restaurantes más conocidos es Al Barattolo, que se encuentra en la Piazza San Antonio Nuovo. Su carta ofrece una amplia selección de platos nacionales, una gran selección de platos de mariscos, una lista de vinos de lujo y unos postres deliciosos. Pero también existe la opción de comer una deliciosa porción de pizza al taglio a buen precio y en pleno centro de la ciudad.

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir