Europa

Los 13 pueblos costeros más bonitos de Irlanda que deberías visitar

Cuáles son los pueblos costeros más bonitos de Irlanda

Irlanda, la isla esmeralda de Europa, es uno de los países más bellos y singulares de nuestro continente: vegetación por doquier, acantilados que cortan la respiración, bosques de leyenda, pueblos con encanto… Lo tiene todo, salvo grandes ciudades. A excepción de las grandes capitales urbanas como Dublín y Cork, lo que abunda en Irlanda son los pequeños y encantadores asentamientos que salpican el campo y la línea de la costa. En este artículo mostramos los pueblos costeros más bonitos de Irlanda que no te deberías perder.

Los pueblos costeros más bonitos de Irlanda

Westport

Situada en la Bahía de Clew, Westport es una deslumbrante y encantadora villa costera que ha ganado varios premios por su paisaje y calidad de vida, y es sencillo entender por qué. Este pueblo está formado por la impresionante Achill Island y la histórica mansión Westport House, que además tienen como telón de fondo uno de los lugares de peregrinación más famosos del país: Croagh Patrick, una montaña relacionada con San Patricio que atrae cada año a miles de visitantes.

Wesport

Donegal

Donegal es uno de los pueblos costeros más bonitos de Irlanda por derecho propio. Está situado en la Bahía de Donegal y se encuentra a la sombra de las Montañas Blue Stack, un lugar privilegiado para los excursionistas y senderistas. Donegal es además rica en sitios históricos, desde los antiguos fuertes de anillos hasta la Iglesia de San Patricio.

Donegal, uno de los pueblos costeros más bonitos de Irlanda

El centro de la ciudad se conoce entre los lugareños como «El Diamante» y es un lugar animado y rico en música y cultura, con muchos pubs en los que se toca a diario música la música tradicional irlandesa. La bahía de Donegal es también uno de los principales puntos para hacer surf en Irlanda, y aquí se encuentran algunas de las mejores olas del país.

Howth, uno de los pueblos costeros más bonitos de Irlanda que puedes visitar si viajas a Dublín

El bonito pueblo pesquero de Howth tiene un largo muelle plagado de embarcaciones de recreo y barcos de pesca en los que se trae el delicioso pescado fresco que se sirve en los restaurantes del puerto. En la zona son especialidad además los mejillones, por lo que no debes dejar de probarlos; y después, cuando pasees por el puerto, no dejes de saludar a las simpáticas focas que nadan en la bahía.

Howth

Howth tiene muchas cosas para ver: el castillo, sus hermosos jardines, las ruinas de la abadía de St Mary’s Abbey son dignos de admiración, pero lo que sin duda no te dejará indiferente son las vistas desde sus acantilados (que nada tienen que envidiarle en belleza a los acantilados de Moher): la isla de Lambay y el faro de Baily. Hay varias rutas de senderismo perfectamente señalizadas por las que se puede ascender hasta la parte alta de los acantilados en menos de 3 horas.

Pero el mayor atractivo de Howth es, sin lugar a dudas, su facilidad de acceso: está comunicado por tren directamente con la estación central de Dublín y se tardan solo 20 minutos en llegar, por lo que basta con escaparse un día de excursión desde la ciudad. No hay necesidad de viajar en coche por carreteras comarcales ni trasladarse a otros condados.

Ballybunion

El Condado de Kerry es indiscutiblemente uno de los lugares más bellos del país y Ballybunion, uno de los pueblos costeros más bonitos de Irlanda es un claro ejemplo de ello. Las playas de Ballybunion son exquisitas, y el pueblo es también hogar de un impresionante y popular campo de golf que cuena con unas vistas privilegiadas. Ballybunion es además un lugar perfecto para experimentar el craic (noche de fiesta en gaélico) con pubs llenos de gente amable, música y la mejor cerveza del mundo.

Ballybunion, Irlanda

Dingle

Dingle es un pueblo que exuda un encanto sin esfuerzo. Su ubicación junto al mar influye en todos los aspectos de la vida aquí. Los arrastreros desembarcan su pesca a lo largo del muelle. Los restaurantes sirven los mariscos más frescos. Y ninguna visita a Dingle está completa sin un paseo en barco o en kayak para conocer al residente más famoso de Dingle: Fungie el delfín.

Dingle, Irlanda

Además, desde Dingle puedes hacer la caminata por Slea Head drive. La belleza escarpada y las caídas de cuchillo del punto más occidental de Europa te dejarán boquiabierto.

Kinvara

Ubicado en la bellísima bahía de Galway, Kinvara es un encantador pueblecito que merece la pena visitar. Sus mayores alicientes turísticos son el emblemático castillo de Dunguaire y el paisaje de piedra caliza, los muros de piedra seca aparentemente infinitos y las antiguas tumbas del Burren, que proporcionan un telón de fondo escénico a Kinvara. Explora el dramático paisaje lunar de la zona y la inusual mezcla de plantas árticas, alpinas y mediterráneas.

Kinvara, uno de pueblos costeros más bonitos de Irlanda

Dunfanaghy

Poco conocido incluso entre los propios irlandeses, Dunfanaghy debería ser definitivamente catalogado no sólo como uno de los pueblos costeros más bonitos de Irlanda, sino como una de sus joyas ocultas. Una brisa bohemia sopla a través de este pequeño y encantador asentamiento costero, que se asoma que se asoma hacia el salvaje Océano Atlántico por medio de acantilados y espléndidas playas.

Dunfanaghy

Carlingford

Carlingford es un encantador pueblo medieval que tiene un montón de rincones para explorar: los restos del Castillo del Rey Juan y la Casa de la Moneda fortificada del siglo XV. Además, es famoso por cultivar las mejores ostras del país, que se sirven mejor con una rodaja de limón y una pinta de Guinness. ¡Mejor ven con hambre!

Carlingford, uno de los pueblos costeros más bonitos de Irlanda

Ballyvaughan

Un grupo de casas blancas se aferran a la salvaje costa atlántica, con el paisaje de piedra caliza del Burren como telón de fondo. Esto es Ballyvaughan, una la Meca irlandesa de los deportes al aire libre, con escalada en roca y bicicleta de montaña en el Burren, surf y kayak en la Bahía de Galway. No deje de visitar la cueva de Ailwee, una de las cuevas más antiguas de Irlanda, excavada por el deshielo de los glaciares hace unos dos millones de años.

Ballyvaughan, Irlanda

Portmagee

No es sólo el paisaje lo que hace estremecer en el camino hacia la península de Iveragh y Portmagee. También es la propia carretera, que serpentea inexorablemente a lo largo de este dedo rocoso y sinuoso hacia el Atlántico. Los ordenados y coloridos edificios del paseo marítimo de Portmagee miran directamente a la bahía de St. Finian y marcan el punto de partida hacia la isla de Valentia, donde se encuentran las huellas fosilizadas más antiguas del hemisferio norte (unos 400 millones de años).

Portmagee

Caherdaniel

Situado en la costa sur de la península de Iveragh, Caherdaniel es un pequeño pueblo que causa una gran impresión. Abrazado por las verdes montañas de hierba y rodeado por la escarpada costa de la bahía de Derrynane, Caherdaniel es especial. Las islas Scariff y Deenish están a la vista rodeadas por la la bahía de Kenmare y el vasto y asombroso Océano Atlántico. Puedes explorar la belleza natural del paisaje a pie, en bicicleta, a caballo o por mar.

Caherdaniel, uno de los pueblos costeros más bonitos de Irlanda

Para los entusiastas de la historia, visita el Parque Nacional de Derrynane y la Casa Derrynane, hogar del patriota irlandés Daniel «El Libertador» O’Connell, que lideró la lucha por la independencia irlandesa frente a Reino Unido. También puedes visitar los los fuertes, el Fuerte Caher ofrece vistas de las islas Skellig; y el Fuerte Staigue, que con más de 2000 años de antigüedad, es el fuerte de piedra circular precristiano más grande del país.

Eyeries

El pueblo de Eyeries se encuentra en la península de Beara en el condado de Cork y es uno de los pueblos más coloridos y bonitos de Irlanda. Situado en una colina con vistas al Océano Atlántico, el pueblo ha aparecido en varios anuncios, series de televisión y películas como la popular serie británica ‘The Royal’ o la película ‘Falling for a Dancer’ con Liam Cunningham y Colin Farrell.

Eyeries, Irlanda

Gweedore

Gweedore (Gaoth Dobhair en gaélico) está situado en el noroeste del condado de Donegal y rodeado de un paisaje impresionante: El Monte Errigal, la montaña más alta de la cordillera de Derryveagh y una costa de 25 km de impresionantes playas, calas, bahías y maravillas naturales vírgenes.

Gweedore

Como curiosidad, Gweedore es un área de Gaeltacht, lo que significa que el idioma nacional de Irlanda, el gaélico, es el primer idioma hablado por los locales, por delante del inglés.

¡Puntúa este artículo!

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir