Europa

Cabo de Gata: descubre sus playas vírgenes y pueblos con encanto

cabo de gata

Cabo de Gata es un paraíso cercano. El lugar donde unos pocos privilegiados disfrutan de algunas de las playas y los paisajes más bonitos de la península. Un pedacito de Mar Mediterráneo donde la edificación no ha tenido lugar y conserva todo el encanto y la belleza.

Cabo de Gata ha sido un secreto muy bien guardado. Pero, hoy, es un secreto a voces. Muchos han oído hablar de sus acantilados, de las playas vírgenes, de las calas remotas o de los pueblos pesqueros y han decidido acercarse a disfrutar del último paraíso cercano.

Parque Natural Cabo de Gata-Níjar

Cabo de Gata está en la provincia de Almería, a 30km de la capital. Tiene una extensión de 38.000 hectáreas terrestres y 12.000 hectáreas marinas. Este parque es el ejemplo mejor conservado de costa atlántica en toda Europa. Cuenta con algunos de los paisajes más bonitos del Mediterráneo y los pueblos con más encanto de toda la costa.

Dónde dormir en Cabo de Gata

San José, Rodalquilar, Agua Amarga, Las Negras, Carboneras y la Isleta del Moro, son los municipios que se encuentran dentro del Parque Natural. Todos ellos se han salvado del urbanismo salvaje y tienen todo el encanto de los pueblos pesqueros de antaño: casitas bajas, encaladas, decoradas con flores y plantas, y callejuelas, estrechas y serpenteantes, que se abren a pequeñas plazas pobladas por tabernas y terrazas.

En cualquier de ellos encontrarás una oferta bastante amplia de alojamientos, desde camping en la playa, hasta pequeños y lujosos hoteles con encanto. Para todos los gustos y para todos los bolsillos.

Si buscas algo más auténtico, en los últimos años han abierto pequeños alojamientos rurales en el parque. Todos ellos adaptados al entorno e integrados en el parque de forma sostenible. Son alojamientos aislados donde necesitarás el coche. A cambio, te ofrecen toda la belleza de este singular paisaje, tranquilidad y relax, con todas las comodidades.

Playas de Cabo de Gata

acantilados cabo de gata

En Cabo de Gata las playas son casi vírgenes. Son lugares donde relajarse, disfrutar de la arena blanca, de mar azul y de algunos de los paisajes más hermosos con los que has soñado.

Las playas más famosas son, sin duda, Genoveses y Mónsul. Ambas están cerca de San José y cualquiera de ellas te dejará con la boca abierta. Si vas en verano, ten en cuenta que cuando los aparcamientos de la playa están llenos, cierran el acceso en coche. Para ponerlo fácil, hay un autobús que hace el trayecto de San José hasta Mónsul, con parada en Genoveses. Funciona todo el día y solo cuesta 1€.

Además de estas dos fabulosas playas, Cabo de Gata cuenta con un buen puñado de playas preciosas donde pasar un día perfecto.

El agua azul y cristalina de la Playa de los Muertos, cerca de Agua Amarga, es un acierto seguro. Hay dos caminos para llegar: uno muy escarpado de 100 metros desde el aparcamiento o unos 700 metros con un buen desnivel, desde el punto de información. Una vez abajo, una inmensa playa de arena blanca guardada por preciosos acantilados para disfrutar de un día de playa.

La playa del Peñón Blanco, en la Isleta del Moro, merece una visita. 400 metros de arena blanca y fina y una playa perfecta para el baño. Ir a esta playa es un acierto seguro.

Tampoco nos podemos olvidar de la Playa de San José, la Playa de las Negras o San Miguel de Cabo de Gata. Cualquiera de estas maravillosas playas urbanas cuenta con todos los servicios y son ideales para disfrutar del mar y la naturaleza.

Aún podríamos hablar de más playas como el Barronal, el Playazo o los Escullos, cualquiera de ellas te enamorará.

Calas de Cabo de Gata

playas de la isleta del moro

Cabo de Gata alberga preciosas calas escondidas que te darán la impresión de estar solo en el mundo. Disfrutar de toda una cala para ti es posible en Cabo de Gata. Eso sí, tienes que estar dispuesto a andar o remar. Hay tantos lugares mágicos escondidos en la costa de Cabo de Gata, que es casi imposible hablar de todos ellos.

Hay que tener en cuenta que la mayoría de estas calas son maravillosamente vírgenes y esa es gran parte de su encanto. Son pequeñas joyas de la naturaleza que hemos sabido cuidar y ahora tenemos que saber disfrutar. La sensación cuando llegas es fantástica,pero no disponen de servicios como papeleras, restaurantes, socorristas etc. Si vas, tenlo en cuenta y trata de que al marcharte, no se note que has estado allí, así quienes vengan después disfrutarán de las mismas sensaciones que estas calas vírgenes te han dejado a ti.

Cala de Enmedio es una de las más bonitas. Cuando la veas, después de recorrer un sendero de unos 1,5km, parecerás que estás dentro de una postal. Muy cerca, está Cala del Plomo, otra maravillosa opción.

La Cala del Cuervo es otra gran elección. Tiene un acceso muy sencillo desde Las Negras, por lo  que suele contar con algunos visitantes. También cuenta con un camping, lo que dota a la cala de algunos servicios.

La Cala de Piedra Galera, Cala Carbón, Cala Rajá o Cala San Pedro, son otras opciones, además de otras que no tienen ni nombre pero son un verdadero paraíso.

Qué hacer en Cabo de Gata

Si además de playas y pueblos con encanto, quieres añadirle algo de aventura y deporte a tu viaje, Cabo de Gata es el lugar perfecto.

Cabo de Gata es el paraíso de los deportes acuáticos, ya que tiene unos fondos marinos con espectaculares paisajes y poblados de vida, perfectos para la práctica del buceo o el snorkel. El kayak también es una gran idea y el medio de transporte ideal para navegar hasta alguna de las calas. Si quieres hacer paddle surf, windsurf o surf, aquí encontrarás tu espacio. Y si te apetece una travesía en velero, también puedes hacerla en Cabo de Gata.

anochecer cado de gata

Para los amantes del senderismo, Cabo de Gata esconde secretos inesperados: senderos de todos los niveles, por la costa o la montaña, para recorrer el parque y empaparse de sus paisajes. Para los más exploradores, se encuentran las cuevas excavadas de Sorbas, cuevas de yeso que te brindan la oportunidad de sentirte un verdadero Indiana Jones.

No podemos acabar el artículo sin hablar de la historia volcánica del parque natural de Cabo de Gata, la razón por la que tiene una geología tan única y fascinante. La evidencia de la violenta historia volcánica se encuentra alrededor del parque, pero especialmente en los picos de los volcanes extintos. La Caldera de Majada Redonda, justo al norte de Los Escullos, es una de las más accesibles. Para cualquiera que espere un cráter humeante y un cono puntiagudo, puede resultar decepcionante, ya que 15 millones de años de erosión han suavizado el pico y el cráter. Sin embargo, la amplia abertura donde el magma rompió la ladera de la montaña,  es una entrada maravillosa a un espacio pacífico y tranquilo.

Cabo de Gata: descubre sus playas vírgenes y pueblos con encanto
4.8 (95%) 4 voto[s]

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Populares

Subir