Asia

8 consejos para visitar el Taj Mahal y no perderte nada

Consejos para visitar el Taj Mahal

Cuando la mayoría de la gente piensa en la India, piensa en el Taj Mahal y no sin motivo: es el monumento más reconocido de la India, y uno de los más famosos de todo el mundo. Por tanto, una visita a la India no es completa sin visitar el Taj Mahal. Aquí os dejamos una serie de consejos para que podáis aprovechar al máximo vuestro viaje.

8 consejos para visitar el Taj Mahal

1. Cuestiones logísticas para visitar el Taj Mahal

En primer lugar, para viajar a la India y poder entrar en el país necesitas una visa. Consulta en la web de la Embajada de la India para saber cuáles son los trámites necesarios, así como información sobre los consejos de salud y seguridad que también debes conocer antes de tu partida. Además, no te olvides de tener en cuenta las precauciones convenientes si vas a viajar solo, ya que la India es un país en el que hay que prestar atención extra a la seguridad.

2. Investiga la historia

Si tienes el presupuesto y la oportunidad de contratar una visita guiada, no te hará falta; pero, si no es el caso, antes de visitar el Taj Mahal es conveniente que investigues un poco su historia. A modo de esbozo, debes saber que se construyó en 22 años, que hicieron falta 20.000 trabajadores… Y que se hizo por amor. Si quieres saber más sobre la leyenda tras este impresionante monumento, puedes consultarla en este enlace.

3. Llega temprano y lleva el cambio justo para el ticket

Nuestro consejo es visitar el Taj Mahal a primera hora de la mañana. Abre a las 6 am y deberías estar allí en ese momento. Habrá menos multitud, buena luz y evitarás el calor del mediodía (que en realidad en la India comienza alrededor de las 9 a.m.). Además, incluso si llegas temprano, los hombres en la taquilla te pondrán pegas si no llevas el precio exacto por falta de cambio. La entrada cuesta 1,000 rupias por persona, y las que son para extranjeros deben venir con una botella de agua, cubre zapatos y un mapa turístico de Agra.

Visitar el taj mahal

4. Elige bien la puerta por la que quieres entrar

Hay 3 puertas para entrar al Taj Mahal, y debes asegurarte de elegir la opción más adecuada para ti

  • La Puerta Este está más cerca de los hoteles, y mientras está llena, no se espera mucho antes de poder entrar.
  • La Puerta Oeste está más alejada de la mayoría de los hoteles y es la más concurrida durante el día, excepto la hora de la puesta del sol.
  • Evita la Puerta Sur si es posible, ya que está ubicada cerca de un mercado no muy seguro y los vendedores son un poco cansinos. Además, esta puerta no se abre hasta las 8 a.m., así que si quieres llegar para ver el amanecer puedes descartarla directamente.

5. Ten en cuenta las cosas que no puedes introducir en el palacio

Hay una larga lista de artículos que no puede traer dentro del Taj Mahal, incluyendo comida, audífonos y trípodes. A la entrada te divididen en filas de hombres y mujeres para cachearte. No lleves ningún mechero ni ningún objeto afilado, inflamable ni ningún alimento, ya que retrasará tu entrada y te lo pueden quitar a la entrada.

6. Vístete apropiadamente

A pesar de que no hay un código de vestimenta obligatorio, recomendamos vestirte modestamente. La regla general en la India para las damas es cubrir sus hombros y todo lo que esté debajo de sus rodillas. Usa ropa liviana y suelta para el calor.

7. No te fíes de quienes se ofrecen como guías

El Taj Mahal es famoso por las personas que se hacen pasar por guías. Según datos de la institución, solo hay 50-60 guías oficiales en el Taj Mahal, pero más de 3,000 ‘impostores’ ofrecen sus servicios a los turistas, haciéndose pasar por guías profesionales

8. No te olvides de la foto

Si estás buscando la foto perfecta, la mejor perspectiva es desde el otro lado del río, colocando tu cámara en el suelo.

8 consejos para visitar el Taj Mahal y no perderte nada
5 (100%) 2 votos

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Populares

Ir arriba