América

Cuevas de Hielo de Menmdenhall, el entorno natural más bello de Alaska

Cuevas de Hielo de Menmdenhall

¿Te gustaría viajar a un destino alejado y poco concurrido? ¿Quieres conocer uno de los lugares de la tierra más maravillosos y naturales? Pues no te pierdas esta entrada de Lugarnia en la que te mostramos uno de los enclaves más especiales de Alaska. ¡Sigue leyendo!
Las Cuevas de Hielo de Menmdenhall es uno de los paisajes más increíbles que puedas conocer en Alaska, su forma es como una gran cúpula cristalina natural iluminada por una luz de color azul mágica y sugerente. Una oportunidad extraña de entrar en el centro de un glaciar, lo que tiene que ver con la práctica a viajar a otro mundo.

Este lugar se ubica cerca de la ciudad de Juneaum, en el sur de Alaska, en esa zona costera del estado que se adentra en el territorio de Canadá. Mendenhall se aguarda en medio de un paisaje exótico y salvaje lleno de bosques extensos y lagos verdosos.
El glaciar mide alrededor de 12 kilómetros y muestra algo muy especial, se trata de una abertura en un extremo que permite que los visitantes accedan al interior y puedan admirar las espectaculares grutas de hielo que se han ido formando a lo largo del tiempo.

¿Cómo llegar a las Cuevas de Hielo de Menmdenhall?

La excursión dura unos cuantos kilómetros y muestra una exposición de imágenes preciosas, gracias al efecto que tiene la luz pudiéndose ver cómo se ha ido desarrollando el hielo y las formas extravagantes que ha adoptado tras años de formación.
Si quieres acceder a los túneles de las Cuevas de Hielo de Menmdenhall tendrás que realizar un recorrido en kayak, escalar algunas subidas complicadas y caminar sobre el hielo para llegar a la entrada de este glaciar. No es de extrañar que solo unos poco de los miles de personas que visita este lugar cada año, se atrevan a entrar.

Quizá te interese leer:  Vancouver ¿Qué ofrece esta ciudad?

Menmdenhall cave
Cuando todo este recorrido se ha realizado, la recompensa es atractiva. Por las paredes de hielo se filtra un precioso color turquesa que realza la belleza intrínseca de las grutas, dando la posibilidad de admirar un bellísimo espectáculo. También existe el riesgo de que las paredes se derrumben, aunque en muy poco porcentaje, lo que hace que sea más apasionante admirar el interior de estas cuevas.

Los viajeros más aventureros pagan sin rencor las excursiones que se organizan desde esta ciudad en dirección a las Mendenhall Ice Caves, unas 8 horas de viaje. Y eso que los precios se acercan a los 230 dólares y el camino se tiene que realizar caminando por senderos complicados de montaña. Pero como hemos mencionado antes, el esfuerzo es recompensado, pues a cambio se logra algo con mucho valor, la posibilidad de encontrar grietas y cavernas de hielo con miles de años de antigüedad.

Si quieres visitar las Cuevas de Hielo de Menmdenhall tendrás que darte prisa ya que el cambio climático ha conseguido que el glaciar pierda masa de hielo, por lo que existe un alto riesgo de que la cueva desaparezca y te pierdas una de las escenas naturales más impresionantes de Estados Unidos.


Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Populares

Ir arriba