Europa

Zermatt, un pueblo especial, precioso y sin coches en los Alpes Suizos

El pueblo suizo de Zermatt

Zermatt es un pequeño pueblo de Suiza conocido, sobre todo, por su estación de esquí. También es bastante conocido por ser un pueblo sin coches. Pero aunque sea famoso por estas dos cosas, Zermatt es bonito por las montañas que lo rodean y es precioso tanto en verano como en invierno.

¿Cómo llegar a Zermatt?

Si es un pueblo en el que no pueden circular coches, probablemente muchos se pregunten cómo se puede llegar a él. La opción más recomendada por ser también la más espectacular es en tren. Hay que llegar hasta Brig o Visp, ahí los viajeros pueden coger el tren de la Matterhorn Gotthard Bahn, que inicia una espectacular subida hasta Zermatt pasando por Stalden, St. Niklaus, Randa y Täsch. A Brig o Visp se puede llegar también en tren sin problemas desde los aeropuertos internacionales de Ginebra Cointrin y Zurich Kloten con los ferrocarriles de la SBB. Además, desde Zermatt se puede coger el histórico y espectacular Glacier Express, que conecta Zermatt con Davos y St. Moritz.

Llegar a Zermatt en tren

Si se viaja en coche la opción más factible es dejar el vehículo en Täsch, la última población antes de Zermatt accesible en vehículo privado. Una vez allí se puede coger un tren, un autobús o un taxi. En Zermatt no se puede acceder con coches privados, sin embargo, sí pueden acceder vehículos eléctricos que funcionen como transporte público.

¿Cómo es Zermatt?

El monte Matterhorn

La mejor manera de conocer este encantador pueblo es perdiéndose entre sus calles. La mayoría de casas son de estilo tradicional, de madera recubierta de resina y con tejados de roca laminada. En invierno estará todo recubierto de nieve mientras que en meses de más calor los balcones estarán llenos de flores. Y aunque Zermatt es precioso, su verdadero protagonista es el monte Matterhorn. Con sus 4478 metros de altura y con su peculiar forma de pirámide, es fácil verlo y distinguirlo entre las casas. Aunque se puede ver desde muchos puntos del pueblo, hay un mirador a las afueras desde donde puede observarse y fotografiarse perfectamente.

¿Qué hacer en este precioso pueblo suizo?

Además de esquiar, Zermatt es ideal para hacer excursiones y senderismo. Una de las excursiones más típicas es la de subir a Gornergrat en tren cremallera. Desde este precioso mirador se pueden ver hasta 29 picos de más de 4000 metros de altura, incluyendo el Matterhorn y el Monte Rosa. Desde este punto hay varias rutas de senderismo, todas muy bonitas y rodeadas de naturaleza. También hay varias tiendas y restaurantes, hasta un hotel con unas vistas espectaculares.

Lo más atrevidos pueden subir también al Matterhorn Glacier Paradise, la estación de montaña más alta de Suiza, que se encuentra en la cima del Klein Matterhorn, a 3883 metros de altura. Desde su mirador panorámico se pueden ver montañas y glaciares, lo que hace que sean unas vistas bastante impresionantes y espectaculares. Además, hay una zona interior con un túnel de hielo y esculturas de hielo.

Zermatt, pueblo de Suiza

En cuanto a rutas senderistas, una de las más conocidas es la de los cinco lagos. Se llama así porque se pasa por los lagos Stellisee, Grindjisee, Grünsee, Moosjiesee y Leisee, todos preciosos y con vistas al famoso monte Matterhorn. La ruta es de unos 9,3 kilómetros y puede hacerse perfectamente en unas dos horas y media, aunque el tiempo depende ya de las paradas que se hagan para descansar o hacer fotos, así como también del ritmo que quiera llevarse. La ruta en sí no es nada complicada y se puede hacer hasta en familia. Lo ideal es empezar en el Blauherd y acabar en Sunnegga porque durante gran parte del camino habrá bajadas.

A toda esta belleza hay que sumarle que la contaminación es inexistente porque no hay coches. ¿Se puede pedir más?

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir