Descanso

Termas de Vals, desconexión relajante en los Alpes Suizos

Descanso en las termas de Vals

Las Termas de Vals es una edificación construida por el arquitecto Peter Zumbthor en Suiza en el año 1996. Como indica su nombre, se trata de un complejo termal que se localiza en encima de una ladera del valle bastante pronunciada. El edificio se integra con esta formación natural para mostrarse en forma de búnker con un conjunto de perforaciones desde las que puede apreciarse el paisaje de todo el valle.

Dentro, las termas parecen el interior de la tierra, con grietas que dejan paso a la luz irreal de espacio iluminados del exterior. También hay termas que parece grandes lagos de agua subterránea dentro de una cueva, construyendo espacios de calma y tranquilidad perfectos para ser disfrutados.

Diseño interior de las termas de Vals

En el interior, las combinaciones de sombras y luces en espacios abiertos y cerrados, sumando los elementos lineales, crearon un ambiente en el que los visitantes disfruten de los beneficios de las aguas termales y del lujo.

El diseño del interior se conforma como un espacio dirigido a través de caminos de circulación que lleva a los bañistas a lugares concretos, para que a partir de este enclave puedan descubrir por ellos mismos otras zonas del edificio. La perspectiva de cada bañista está controlada evitando una vista u ofreciéndola.

El edificio se compone, además de estancias de piscinas tanto en el exterior como interior, de agua de manantial ferroso, algunos baños, bebedero de piedra y salas de relajación y masajes. Las estancias están construidas con ventanas en los techos representando lajas de piedra que crear la forma exterior de una cueva.  Estos orificios son entradas de luz que provocan un fuerte contraste haciendo hincapié en la naturalidad física de los materiales usados para su construcción, y las líneas horizontales largas que acentúan el pacífico e infinito mar al horizonte.

Quizá te interese leer:  Los 6 hoteles más bonitos de España para darse un capricho

Interior de las termas de Vals

Las instalaciones con piscinas ofrecen baños termales de Sulfato de Calcio e Hidrogencarbonato. Los baños se crearon para ofrecer una estética de cueva o cantera. Esto se puede observar en las formas del techo de hierba en los baños, que se parecen a la base de un enclave arqueológico y deja entrever las formas de los diferentes baños que aparecen por debajo.

El meandro es un espacio construido entre los bloques, un lugar que tiene conexión con el resto de las zonas además de fluir por toda la construcción, creando un ritmo tranquilo y pulsante. Atravesar este espacio significa hacer descubrimientos, caminar como si se estuviera en el campo eligiendo su propio camino.

La circulación por este camino se tiene en cuenta, especialmente en los caminos rectos, un conjunto de estímulos que abogan por una experiencia extraordinarios y atemporal. Las vistas se bloquean o se permiten para hace más intensa la experiencia de los sentidos. Los sentimientos primordiales aparecen en un espacio natural donde la tecnología no es bienvenida.

El valle exterior

El valle que se encuentra frente a las termas de Vals, se conforma como una pendiente inmensa y lisa, adornada por graneros donde se almacena heno, sembrados para el pastoreo, rectangulares y segados, completa de senderos, cercas y cantos rodados.

Los visitantes pueden ver el paisaje mediante cristaleras grandes que se combinan con ventanas dispuestas en hileras a ras de la fachada.

Quizá te interese leer:  Ruta por la historia de los paradores de España

Entrar en este edificio suizo es como entrar en el espacio del silencio. Las piedras y el agua son protagonistas en este conjunto, que el arquitecto pensó como una isla en el que el tiempo dejaba de pasar y, que conforma un ejemplo perfecto para la desintoxicación tecnológica de muchos adictos.

termas de vals en Suiza

No solo se detiene el tiempo en este edificio, también se inhiben las comunicaciones con el exterior en este conjunto hecho con piezas de cuarcita y que se mantiene descansando los altos de un paisaje hermoso de Suiza. Su creador, Zumbthor, no quería que hubiese relojes dentro, aunque después de que comenzaran a funcionar las termas, tuvo que aceptar y construir dos esferas con postes de aleación.

Las termas de Vals ofrecen servicio al conjunto de hoteles que ya existían en la comuna suiza ubicada en el distrito de Surselva, cuyo ayuntamiento encargó al arquitecto para que fuese aprovechado por los vecinos del municipio.

Los días de descanso en este edificio sirven para deshacerse de lo cotidiano al mismo tiempo que te transformas dentro de un mundo construido en piedra y agua. Un universo en el que los cinco sentidos se agudizarán para mezclar lo íntimo con lo sublime.

¿Y tú? ¿Has tenido la suerte de visitar las termas de Vals y disfrutar de la desconexión y el descanso? ¡Cuéntanoslo!

Termas de Vals, desconexión relajante en los Alpes Suizos
4.5 (90%) 2 votos

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Populares

Ir arriba