Buscar
Close this search box.

¿Cómo funcionan las casas de apuestas deportivas?

Únete a nuestra newsletter de marketing

Contenido del artículo

Las modernas casas de apuestas deportivas son grandes estructuras con un gran número de empleados. Al mismo tiempo, sus tareas siguen siendo las mismas que hace muchos años, simplemente la escala de la actividad se ha vuelto muchas veces mayor. En este artículo, consideraremos quién trabaja en ellas, qué hacen y qué tan rentable es ese trabajo.

¿Qué es una casa de apuestas y qué hace?

Las casas de apuestas aceptan apuestas y pagan las ganancias de acuerdo con las cuotas en caso de predicciones correctas de los jugadores. Si el pronóstico es fallado (por ejemplo, un jugador apostó a la victoria del primer equipo en un partido de fútbol, y ganó el contrario), la compañía se queda con su dinero. Este es el funcionamiento básico de las ganancias de tales organizaciones, pero hay más.

Casas de apuestas en línea y fuera de línea

La casa de apuestas es una organización que acepta apuestas deportivas.  Las casas de apuestas contratan analistas que evalúan las posibilidades de un resultado en un evento deportivo y ponen las cuotas correspondientes.

Los jugadores (clientes) hacen apuestas. Si la apuesta es acertada, la casa de apuestas paga las ganancias calculadas de acuerdo con la cuota. Si pierde, el jugador pierde la cantidad de la apuesta. Las casas de apuestas se pueden dividir en dos grandes categorías. Estas son casas de apuestas que trabajan en línea y fuera de línea. Un sinónimo de este último es el Punto de Recepción de Apuestas (PRA). Cada tipo de funcionamiento tiene ventajas y desventajas.

Las casas de apuestas en línea operan en Internet. La principal ventaja – en la comodidad, porque el jugador no tiene que ir a ninguna parte, solo tiene que encender el ordenador o ir a la aplicación determinada. A menudo, las cuotas de las casas de apuestas en línea son más altas que en las casas de apuestas que trabajan offline.

Esto dicta el nivel de competencia en Internet – los apostadores crean cuentas no sólo en una, sino en varias casas de apuestas. Y si otra casa de apuestas ofrece una cuota más alta, el cliente irá al sitio web del competidor (o a la aplicación). En las casas de apuestas en línea, es más fácil jugar y apostar en vivo.

Quizá te interese leer:  ¡Vive una diferente y especial Navidad en la nieve!

Puntos de Recepción de Apuestas

Otras casas de apuestas que trabajan offline también tienen ventajas. Aquí, el jugador se encontrará con una persona, un empleado de la casa. Si la apuesta se calcula incorrectamente, o surgen problemas de otro tipo, puede solicitar aclaraciones al administrador en lugar de escribir quejas en diferentes departamentos de la casa de apuestas. En Internet, las casas de apuestas a menudo bloquean la cuenta del jugador o recalculan las cuotas. También en el punto de recepción, el riesgo de tomar decisiones precipitadas es menor.

Para apostar en línea, no es necesario levantarse del sofá; para apostar, es suficiente hacer clic en la cuota deseada. Si apuestas en el PRA, hay tiempo para pensar cuidadosamente la apuesta. Y tal vez cambiar la decisión por una más racional.

Y, por último, para muchos, una de las principales ventajas de los puntos terrestres está en su tradicionalismo. A los apostadores conservadores les gusta reunirse y seguir el progreso de un evento deportivo mientras juegan sus apuestas.

¿Qué personas trabajan en ellos y por qué?

Las casas de apuestas tienen los siguientes empleados:

Los analistas: son personas que evalúan la probabilidad de un resultado de un partido y dan cuotas. Estos últimos se calculan de manera muy simple: 100 debe dividirse por la probabilidad. Por ejemplo, si los analistas determinaron que la probabilidad de que el primer equipo gane el segundo es del 70%, en las probabilidades sería 100/70=1.42.

Los comerciales: se dedican a la publicidad y promoción de la marca de la casa de apuestas en Internet y offline.

Desarrolladores, diseñadores: trabajan en la creación y mejora continua del sitio.

Seguridad (oficialmente «Servicio de seguridad»): se necesita para controlar si los jugadores violan las reglas y no realizan actividades fraudulentas. Todos los infractores serían bloqueados.

– Servicio de soporte: ayuda a los apostadores a resolver sus problemas relacionados con la actividad de la casa de apuestas y responde a sus preguntas.

– Los abogados, los financieros: miran para que la compañía cumpla con todos los requisitos de la legislación. Los financieros llevan la contabilidad.

Quizá te interese leer:  ¿Cuáles son los lugares preferidos del mundo para el rodaje de películas?

Cómo ganan las casas de apuestas

La tarea principal es obtener un beneficio financiero. Cuantos más jugadores hagan apuestas, mayores serán los ingresos de la casa de apuestas. Para ello, las casas de apuestas:

  • atraen nuevos usuarios;
  • distribuyen enlaces de referencia a través de socios en línea;
  • crean condiciones que atraen a los clientes nuevos y antiguos: bonos, promociones, límites de apuestas elevados, etc.;
  • se esfuerzan por mantener las apuestas a largo plazo, estos clientes traen a la casa de apuestas el mayor beneficio;
  • astutamente luchan con jugadores exitosos, suavemente los «echan» a otros sitios.

La casa de apuestas gana dinero con los apostadores tanto que pierden como los que ganan. Esta situación paradójica se explica por el hecho de que en cada apuesta incluyen un beneficio — margen. En las casas de apuestas trabajan los departamentos analíticos con los profesionales en las apuestas. Realizan un seguimiento de los eventos en los torneos, y en base a su conocimiento y experiencia, evalúan la probabilidad de resultados. A continuación, se quita el margen de esta cuota.

En promedio, en cada cuota, la casa de apuestas pone de 3-4% de margen a 20%. La rentabilidad depende directamente de la popularidad del evento deportivo. Cuanto más popular sea el evento, menor será el margen. Después de todo, se espera una gran cantidad de apuestas, y en ellas obtendrán un beneficio. Por el contrario, si el evento es poco conocido, entonces el margen es mayor. Después de todo, en tales casos, los apostadores pueden saber más sobre el próximo partido que la misma casa de apuestas. En estos casos, las casas se esfuerzan por protegerse.

Conclusión

Al elegir una casa de apuestas, Infórmese sobre la disponibilidad de una licencia y aclare otros factores, como el margen, los límites de apuestas, la honestidad y la transparencia del trabajo. Antes de comenzar una cuenta de juego, vale la pena comparar las empresas con sus propias expectativas y necesidades. La elección es grande, incluso si hablamos solo de operadores con licencia; por lo tanto, cada apostador seguramente encontrará la empresa que sea adecuada para las apuestas.

Deja un comentario

Suscríbete y aprende TODO sobre Marketing Digital