Europa

Formentera, ruta por esta isla canaria de playas idílicas

Formentera

Formentera es tan diferente de las otras Islas Baleares que te preguntarás si todavía estás en España. Se parece más a una de las islas griegas, solo que con playas mucho mejores: kilómetros de arena blanca y aguas cristalinas que brillan en todos los matices del azul y el turquesa.

¿Por qué viajar a Formentera?

Formentera es una isla para las personas que desean relajarse y recluirse, alejados de la rutina y las obligaciones. Es una isla para los que deseen pasar tiempo solos o en pareja, no es apta para las multitudes. Aquí te despojas de tu ropa para estar en confluencia con la naturaleza, no para lucir tu cuerpo y hacerte fotos a cada instante. Se trata de uno de pocos lugares que quedan vírgenes para el turismo moderno y atrae a personas que quieren experimentar las vivencias de tiempos más simples en los que solo se buscaba el sol y la playa.

¿Qué puedes experimentar?

El agua del mar en Formentera es increíblemente clara y en ella puedes admirar la diversidad excepcional de vida marina, por lo que es un entorno ideal para disfrutar del buceo, el snórkel y la pesca. De hecho, los pescadores locales cuentan a los visitantes que el marisco capturado alrededor de Formentera es de insuperable calidad y distinto al resto que puede pescarse en las costas de España.

Alquile una bicicleta y aléjese de las multitudes a lo largo de las rutas ciclistas. Pruebe el transporte ecológico con vehículos eléctricos para explorar la isla. Capture paisajes únicos en la cámara, únase a una excursión o alquile un barco y viaje a las islas cercanas.

Formentera

Las playas de Formentera

Si sueñas con impresionantes playas de arena blanca y nadar en los mares más azules entre peces de colores, en Formentera podrás experimentar todo eso y más. Descubre sus playas casi desiertas, disfruta de un riquísimo picnic o cena en algunos de los establecimientos más agradables que puedes encontrar por toda la isla.

En los cálidos y soleados días de invierno, primavera y otoño puedes pasear durante horas en playas casi desiertas, en verano están más concurridas, pero es agradable igualmente poder conocer el entorno con un paseo andando o en bicicleta. La belleza simple de Formentera puede ser abrumadora, pero seguramente descubrirás tu propio paraíso mientras experimentas el ambiente de felicidad, paz y armonía con la naturaleza, un bálsamo para el alma y el espíritu. ¡Un lugar donde relajarte y ser tú mismo!

Mejores playas de Formentera

Cala Saona

Protegida por la Punta Rasa, esta pequeña cala de unos 140m de extensión se considera una parada obligatoria para cualquier turista que se precie en Formentera. Su paisaje rodeado de acantilados, el encanto de los embarcaderos de madera y el agua cristalina hacen de esta playa un lugar mágico.

Playa de Es Pujols

Esta playa se encuentra en zona con más ambiente de la isla, pero igualmente mantiene las aguas turquesas y cristalinas y el encanto de las pequeñas barquitas de pescadores y lugarños.

Playa de Ses Illetes

Esta playa se integra en un ecosistema de vegetación insultar y preciosas dunas. Es una de las más visitadas en Formentera y ofrece toda clase de actividades náuticas y ocio.

Playa de S’Alga en la Isla de Espalmador

Esta playa se encuentra en Espalmador, que es una pequeña isla dentro de la isla de Formentera. Se puede acceder a ella en barco, nadando (es una distancia muy corta) o andando si la marea está baja. Es un hermoso Parque Natural sin chiringuitos ni restaurantes, por lo que merece la pena visitarla

Plagetes des Caló

Es Caló es una zona turística pequeña que se dividide en múltiples playitas. Estas playas están conectadas unas con otras, formando pequeñas y hermosas bahías con los típicos embarcaderos de madera que no te debes perder. El pasado marinero de la zona invita además a disfrutar de la gastronomía de la tierra en sus muchos chiringuitos y restaurantes, donde podrás probar el pescado de la zona.

¿Cómo llegar a Formentera?

Parte del encanto de Formentera es el hecho de que la pequeña isla no tiene aeropuerto. Los turistas vuelan al aeropuerto de Ibiza y una vez allí, se dirigen al puerto ibicenco para tomar uno de los muchos transbordadores a esta isla de playas idílicas. Tras una corta travesía en ferry (es una distancia de 20 kilómetros y el billete cuesta en torno a 18€), se llega al puerto de La Savina y puedes empezar a disfrutar de unas maravillosas y relajantes vacaciones en un lugar idílico.

Formentera, ruta por esta isla canaria de playas idílicas
5 (100%) 2 votos

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Populares

Ir arriba